PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

EE.UU. busca evitar que Nvidia compre Arm por temas de competencia en mercado de chips

La Comisión Federal de Comercio dice que la adquisición amenaza con obstaculizar la innovación y aumentar los precios.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — Las autoridades antimonopolio de Estados Unidos presentaron una demanda para bloquear la adquisición de Arm Ltd., por US$40.000 millones, por parte del fabricante de chips Nvidia Corp., alegando que el acuerdo dificultaría la innovación en semiconductores y perjudicaría a los rivales de Nvidia.

La Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado el jueves que la adquisición daría a Nvidia una gran influencia en el mercado al darle el control sobre los diseños de los chips utilizados por las mayores empresas tecnológicas del mundo, incluidos los fabricantes de teléfonos inteligentes, equipos de fábrica y automóviles.

PUBLICIDAD

“La FTC está demandando para bloquear la fusión de chips semiconductores más grande de la historia para evitar que un conglomerado de chips sofoque la línea de innovación para las tecnologías de próxima generación”, dijo Holly Vedova, directora de la Oficina de Competencia de la comisión, en el comunicado.

Arm, propiedad de SoftBank Group Corp., es conocida como la Suiza de la industria de los semiconductores. Concede licencias de su tecnología a cientos de empresas, sin competir con ninguna de ellas. Todos los principales fabricantes de chips son clientes de Arm y muchas de estas empresas, como Qualcomm Inc., Intel Corp. y Advanced Micro Devices Inc. venden chips que compiten directamente con los productos de Nvidia.

Ese alcance ha hecho que la propiedad de Arm sea un tema tan polémico debido a la ventaja que podría brindarle a un fabricante de chips que lo adquiera. Y Nvidia ya es un peso pesado en la industria. Bajo la dirección de su cofundador y CEO, Jensen Huang, la empresa de 28 años se ha convertido en el fabricante de semiconductores más valioso del mundo que cotiza en bolsa.

PUBLICIDAD

Los inversionistas de Nvidia se tomaron la noticia con calma, y las acciones subieron un 2,2% a US$321,26 el jueves. La acción ha subido un 146% este año, superando los repuntes de los índices estadounidenses y haciendo que la transacción basada en acciones sea aún más atractiva para SoftBank.

Nvidia dijo en un comunicado que la adquisición de Arm beneficiará a la industria y promoverá la competencia.

Nvidia invertirá en la I+D de Arm, acelerará sus hojas de ruta y ampliará sus ofertas de manera que se impulse la competencia, se creen más oportunidades para todos los licenciatarios de Arm y se amplíe el ecosistema de Arm”, dijo la compañía.

PUBLICIDAD

Nvidia acordó la compra de Arm a SoftBank en septiembre de 2020 por alrededor de US$40.000 millones estableciendo un récord para una adquisición en la industria de chips. Y un aumento en el valor de las acciones de Nvidia (el principal componente del precio de venta) elevó aún más el valor de la transacción.

Qualcomm fue una de las empresas que planteó preocupaciones sobre la competencia por la compra, que también se enfrenta a una revisión de seguridad nacional en Reino Unido, donde tiene su sede Arm. Y es probable que el acuerdo enfrente desafíos de otras autoridades investigadoras, incluida la Comisión Europea y reguladores chinos, según Bloomberg Intelligence.

“Llevamos tiempo diciendo que es poco probable que se apruebe esta operación”, dijo Matt Bryson, analista de Wedbush Securities. “También creemos que la comunidad inversora es en gran medida de la misma opinión”.

PUBLICIDAD

Incluso si las empresas finalmente prevalecen, la demanda creará un retraso significativo. El caso se decidirá en el tribunal administrativo interno de la FTC, en lugar de ante un juez de un tribunal federal. Los procedimientos pueden ser largos. Una impugnación de fusión presentada por la FTC en marzo tardó cinco meses en ser juzgada y aún no se ha decidido. La decisión del juez de derecho administrativo puede ser apelada ante los cinco miembros de la FTC y luego de nuevo ante un tribunal federal de apelaciones.

La tecnología de Arm es dominante en los teléfonos inteligentes, donde la utilizan tanto Apple Inc. como Samsung Electronics Co., así como Qualcomm, cuyos chips son la base de la mayoría de los modelos más importantes de la industria. Arm también ha hecho incursiones en la informática, incluidos los procesadores de la serie M de Apple y los centros de datos, con diseños internos de Amazon.com Inc. que utilizan la tecnología en chips de servidor.

Nvidia, con sede en Santa Clara, California, se dio a conocer con chips gráficos para sistemas de juegos y se ha introducido en los procesadores para servidores. El auge de las ventas ha hecho que su valoración en el mercado supere los US$800.000 millones, eclipsando a Intel y otros gigantes de los chips.

PUBLICIDAD

Desde el momento en que se anunció el acuerdo, los analistas se han preocupado por las muchas barreras regulatorias que se interponían en su camino. Muchos dijeron que sería mejor que Nvidia siguiera haciendo lo que siempre ha hecho: licenciar la tecnología Arm y adelantarse a sus competidores en el mercado con mejores productos.

Pero el complicado proceso puede haber tenido algunas ventajas para Nvidia. Al causar interrupciones a los rivales, obligándolos a desperdiciar recursos y tiempo en alternativas a la tecnología Arm, el intento de fusión puede haber ayudado a la compañía independientemente de que se lleve a cabo o no.

PUBLICIDAD

Como resultado, la oposición a la compra ha tenido relativamente poco impacto en las acciones de Nvidia, que se han visto impulsadas este año por su exitosa incursión en el mercado más lucrativo de Intel y AMD: los chips para centros de datos.

La queja se produce en un momento en que la administración de Biden y los miembros del Congreso están debatiendo formas de reforzar la producción de semiconductores en medio de una escasez mundial. También quieren que las empresas estadounidenses sean más competitivas frente a sus pares de Asia.

Estados Unidos, que sigue siendo líder mundial en el diseño de semiconductores, ha perdido una parte importante de la capacidad mundial de fabricación de chips en los últimos 30 años, cayendo al 12% desde el 37% de 1990, según la Asociación de la Industria de Semiconductores.

PUBLICIDAD

Si el acuerdo con Arm finalmente prevalece, crearía “sinergias de ingresos”, dijo Bryson. Pero no apuesta por que eso ocurra.

“El probable fracaso de la propuesta de fusión debería basarse en gran medida en las expectativas”, dijo.

Le puede interesar:

La otra cara de la escasez de chips: falta de trabajo y paros técnicos hasta 2022

PUBLICIDAD

Apple recortaría meta de producción de iPhone debido a escasez de chips

Samsung elige a Texas para construir una planta de chips avanzados

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD