Actualidad

Biden esquiva enfrentamiento en el Senado con elección de Powell y Brainard

La batalla de Biden puede llegar cuando decida sobre los nominados para otros tres puestos en la Junta de Gobernadores

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — La decisión del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de nominar a Jerome Powell y a Lael Brainard como presidente y vicepresidenta de la Reserva Federal lo ayuda a evitar una polémica batalla por la confirmación del Senado de cara a un año de elecciones intermedias en el que la inflación se perfila como un problema importante.

Aunque algunos progresistas, incluidos los senadores Elizabeth Warren, Jeff Merkley y Sheldon Whitehouse, se opusieron a un segundo mandato de Powell, el presidente de la Fed obtuvo un amplio apoyo bipartidista el lunes con señales positivas del líder del comité bancario Sherrod Brown y Pat Toomey, el principal republicano del panel .

“Espero trabajar con el presidente Powell, la doctora Brainard y el presidente Biden para enfrentar a Wall Street en nombre de los trabajadores, las pequeñas empresas y las comunidades de todo el país y hacer que nuestra economía funcione para todos”, dijo Brown, senador demócrata de Ohio, en un comunicado.

Ver más: Powell en la Fed: “necesitamos estabilidad e independencia”: Biden

La mayoría de los republicanos en el Comité Bancario del Senado ya había respaldado públicamente a Powell, quien fue nominado por primera vez como presidente de la Fed por el expresidente Donald Trump y confirmado con votación de 84-13. Varios demócratas han elogiado el liderazgo de Powell en la Fed y han citado la necesidad de continuidad en el banco central, ya que la economía más grande del mundo aún está emergiendo del impacto de la pandemia.

El senador demócrata Mark Warner de Virginia dijo que espera que Powell sea confirmado “abrumadoramente” para un segundo mandato como presidente de la Fed.

“En Jay Powell, no solo tenemos continuidad, tenemos a alguien con quien los mercados se sienten cómodos, tenemos a alguien que tanto los demócratas como los republicanos respetan”, dijo Warner en Bloomberg Television. Con Brainard, “es un gran golpe uno-dos”, agregó.

El camino hacia la confirmación de Brainard, quien fue nombrada miembro de la junta de la Fed por el expresidente Barack Obama, es un poco más estrecho que el de Powell. Algunos republicanos están incómodos con su enfoque más estricto de la regulación bancaria, que le ha ganado elogios de progresistas como Warren. Aún así, no debería tener problemas para ser confirmada en el Senado. Ella fue confirmada en su puesto actual de gobernadora de la Fed con una votación de 61-31.

“En última instancia, su reputación es lo suficientemente sólida académicamente, así como su relativa popularidad entre los miembros republicanos de la Reserva Federal, debería indicar a los republicanos del Senado que ella es aceptable”, dijo Brian Riedl, investigador principal del conservador Manhattan Institute. “El hecho de que Biden haya renombrado a Powell durante cuatro años le da algo de credibilidad adicional para pedir a los republicanos que también voten por ella”.

Ver más: Mercado accionario adora “continuidad” con nominación de Powell en la Fed

La batalla de Biden puede llegar cuando decida sobre los nominados para otros tres puestos en la Junta de Gobernadores de siete miembros, incluido el vicepresidente clave de supervisión. El nominado para ese puesto ahora tendrá una carga mayor en la lucha entre demócratas y republicanos por el papel de la Fed.

“Las fallas de Powell en materia de regulación, clima y ética hacen que el puesto todavía vacante de vicepresidente de supervisión sea de suma importancia”, dijo Warren en un comunicado el lunes. “Esta posición debe ser ocupada por un regulador fuerte con un historial comprobado de aplicación estricta y eficaz, y debe hacerse rápidamente”.

Muchos demócratas progresistas quieren que la Fed exija a los bancos que tengan en cuenta los riesgos climáticos en sus préstamos. Sarah Bloom Raskin, a quien algunos defensores progresistas respaldan como vicepresidenta de supervisión, criticó a la Fed por comprar deuda de compañías de combustibles fósiles el año pasado durante la pandemia.

Jeremy Kress, un ex abogado de la Fed, dijo que la reelección de Powell demuestra que la administración de Biden está indicando que la regulación financiera se manejará a través de otros nombramientos.

Kress, quien ahora es profesor de derecho empresarial en la Universidad de Michigan, dijo que esto “sube la apuesta” para que Biden salga con un fuerte vicepresidente de supervisión, tenga una fuerte elección de presidente de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC por sus siglas en inglés) en 2023 y para Saule Omarova ser confirmada por el Senado como contralora de la moneda, a pesar de la fuerte oposición de los republicanos.

“Ellos han dicho implícitamente que vamos a encargarnos de la regulación financiera a través de estos otros nombramientos. Está bien, demuéstrenlo“, dijo.

Ver más: Cómo el nuevo período de Powell en la Fed impactará las cripto y la inflación

Pero aplacar las demandas de Warren y otros progresistas de un regulador duro que actúe sobre el clima probablemente generaría una fuerte oposición de republicanos como Toomey, que argumentan que temas como el clima o la justicia racial son trabajo del Congreso, no de la Fed y desconfían de la presión para añadir más regulaciones.

El destino de cualquier nominado que no pueda ganarse a los republicanos en un Senado dividido 50-50 estaría en manos de demócratas moderados como el senador de Montana Jon Tester, que ha respaldado los esfuerzos de desregulación de los bancos más pequeños y el senador de Virginia Occidental Joe Manchin, quien criticó fuertemente el programa de compra de bonos de la Fed este año y representa a un estado productor de carbón.

Sin embargo, tener a Powell en la cima podría facilitar la confirmación del resto de las elecciones de Biden, porque el presidente de la Fed tiene un veto efectivo sobre la agenda.

Con la asistencia de Billy House y Daniel Flatley.