Actualidad

OPEP+ advierte que responderá, mientras EE.UU. alista liberación de reservas de petróleo

El lanzamiento coordinado marcaría una victoria diplomática para EE. UU., especialmente dada la participación de China

Puerto en la India
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Funcionarios de la OPEP+ advirtieron que es probable que respondan a los planes de los mayores consumidores de petróleo del mundo para liberar petróleo de sus reservas estratégicas, estableciendo una lucha por el control del mercado energético mundial.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se prepara para anunciar un plan para liberar reservas de la Reserva Estratégica de Petróleo el martes en conjunto con China, India, Japón y Corea del Sur, según funcionarios informados sobre el asunto. La medida, que lleva semanas en planificación, está diseñada para aliviar el aumento que han tenido este año los precios del combustible para los conductores y las empresas.

Los delegados de la OPEP+ dijeron que la liberación de millones de barriles de los inventarios de sus principales clientes no está justificada por las condiciones actuales del mercado y que el grupo podría tener que reconsiderar los planes para agregar más producción de petróleo cuando se reúnan la próxima semana.

La disputa amenaza con convertirse en una de las mayores en la geopolítica del petróleo desde la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia a principios de 2020. Está en juego el precio de la materia prima más importante del mundo mientras los políticos y los banqueros centrales se enfrentan al aumento inflacionario más fuerte en más en una década. También muestra la tensa relación entre Washington y Riad, tradicionalmente una piedra angular de las relaciones de EE. UU. en el Medio Oriente.

La situación sigue cambiando y los planes podrían modificarse, pero EE.UU. está considerando una liberación de más de 35 millones de barriles a lo largo del tiempo. El anuncio pendiente fue descrito por personas que solicitaron el anonimato antes de las declaraciones oficiales.

“Tal movimiento potencialmente aumentaría las apuestas en el juego del póquer petrolero y podría producir nuevas tensiones en la relación bilateral entre Washington y Riad”, dijo Helima Croft, estratega jefe de materias primas de RBC Capital Markets LLC.

A pesar de la inminente liberación de las existencias, los precios subieron casi un 1% en Nueva York a 76,63 dólares el barril, ya que los operadores sopesaron la perspectiva sobre la respuesta de la OPEP+.

Reservas de crudo

La alianza de 23 naciones ya rechazó los llamados de Biden y otros, a principios de este mes para acelerar el regreso de los suministros que se detuvieron durante la pandemia. Los delegados, que se negaron a ser nombrados discutiendo deliberaciones privadas, dijeron que incluso el modesto aumento de producción que habían apuntado ahora podría ser reevaluado cuando el grupo se reúna la próxima semana.

“Anticipo que los ministros de energía de la OPEP+ mantendrán su plan actual de agregar más suministros al mercado gradualmente”, dijo Joseph McMonigle, secretario general del Foro Internacional de Energía con sede en Riad, en un comunicado el lunes. “Sin embargo, ciertos factores externos imprevistos, como la liberación de reservas estratégicas o nuevos bloqueos en Europa, pueden provocar una reevaluación de las condiciones del mercado”, dijo McMonigle después de una reunión con un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón.

Para Biden, el lanzamiento coordinado marcaría una victoria diplomática para EE. UU., especialmente dada la participación de China. El asunto se discutió con el presidente Xi Jinping en una cumbre virtual la semana pasada.

Su batalla para reducir los precios contrasta con el esfuerzo de su predecesor, Donald Trump, de persuadir a Arabia Saudita y Rusia de que pongan fin a una guerra de precios a principios de 2020 que hizo que los precios se desplomaran durante el inicio de la pandemia del coronavirus.

También muestra que en un entorno inflacionario, donde los precios de todo, desde los automóviles hasta la carne, están aumentando, las grandes economías tienen un umbral de dolor más bajo para los precios del petróleo. Durante la administración Obama, el petróleo pasó años por encima de los 100 dólares el barril sin que se convirtiera en un punto de inflamación político.

La medida representaría la mayor descarga de crudo almacenado de las principales economías realizada fuera de los auspicios de la Agencia Internacional de Energía. Los esfuerzos globales anteriores para aprovechar las existencias, como la liberación de 60 millones de barriles en 2011 a raíz de los disturbios y las interrupciones del suministro en Libia, fueron coordinados por la AIE, de la que China no es miembro.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, dijo el sábado que su gobierno estaba considerando una liberación de reservas en coordinación con países como EE.UU. Funcionarios indios dijeron el lunes que estaban estudiando una medida similar. Funcionarios indios dijeron el martes que probablemente participarán.

La decisión de Biden de reunir el apoyo de China, India y Japón, reuniendo a los cuatro principales consumidores del mundo, tendrá un impacto negativo en Arabia Saudita, tradicionalmente los aliados más cercanos de EE.UU. en Medio Oriente.

Desde que asumió el cargo a principios de este año, Biden se ha negado a tratar directamente con el gobernante de facto del reino, Mohammed bin Salman, a quien culpa del asesinato del periodista y activista Jamal Khashoggi.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) se reunirán el 2 de diciembre para contemplar un aumento de la producción de 400.000 barriles diarios en enero.

Ver más: EE.UU. y otros países anunciarían liberación de reservas crudo, precio cede

--Con la ayuda de Anthony Di Paola ,Annmarie Hordern y Ari Natter .