Actualidad

Fundación Nobel: “La guerra contra la ciencia y la verdad puede causar desestabilización”

Su director, Vidar Helgensen, habló con Bloomberg Línea sobre cómo la democracia en el mundo y en América Latina es presionada por diferentes actores. También, dijo que las redes sociales hacen más difícil la transmisión de conocimiento.

Tiempo de lectura: 5 minutos

El noruego Vidar Helgesen es desde enero del presente año el director de la Fundación Nobel, la entidad que administra los activos y el legado del creador del premio más prestigioso del mundo. En la carrera de este abogado de profesión figuran cargos como ministro de asuntos europeos y de clima y ambiente de su país, al igual que secretario de Estado de asuntos exteriores.

Con experiencia multilateral que incluye la secretaría general del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA), al igual que la Cruz Roja, el diplomático asumió un reto muy distinto. Dentro de los objetivos de la institución que lidera, también se encuentra elevar el perfil del galardón, con el propósito de inspirar y diseminar conocimientos de quienes han sido reconocidos por su trabajo en las diferentes categorías que existen.

Parte de esos esfuerzos se dirigen ahora a América Latina. El pasado martes 16 de noviembre, cinco laureados en química, física y medicina se reunieron con 80 estudiantes de 24 países de la región. Sobre este tema y otros, Helgesen habló con Bloomberg Línea. Apartes editados de esa entrevista.

La mirada hacia la región

Hacemos estos eventos en todas las regiones del mundo y Latinoamérica no es la excepción. Y los hacemos porque los Premios Nobel son la fuerza más poderosa para inspirar a los estudiantes jóvenes o a los que adelantan su doctorado, para que sigan adelante con sus ambiciones académicas y sus sueños de vida. Esto es importante porque la ciencia es muy importante para el mundo, como lo es referirse a los grandes desafíos que enfrentamos como humanidad. En el caso presente el tema del evento era unirse tras la ciencia y ser unidos por la ciencia, necesario porque ésta se encuentra bajo presión.

Los desafíos que enfrenta la democracia

Tanto globalmente como en América Latina se ve a la democracia presionada desde diferentes sectores. Una de las tendencias mundiales es el populismo autoritario, mientras que otra es la polarización que surge de las redes sociales. Adicionalmente, hay frustración porque el sistema democrático no siempre produce los resultados esperados. Pero aquí también hay que resaltar la importancia de construir políticas a partir de la ciencia, lo cual incluye proveer base científica para la toma de decisiones públicas. Y eso puede ayudar igualmente a mejorar los resultados. De manera que la búsqueda de la verdad y de una mayor efectividad en decisiones y servicios entregados, compete a las discusiones de los laureados con un Premio Nobel.

“Tanto globalmente como en América Latina se ve a la democracia presionada desde diferentes sectores. Una de las tendencias mundiales es el populismo autoritario, mientras que otra es la polarización que surge de las redes sociales”

Lecciones derivadas de la pandemia

No hay duda de que el desarrollo de las vacunas es un éxito muy destacable de la colaboración científica e internacional. Lo que no ha sido un éxito similar es la distribución equitativa y la manera de compartir esas vacunas, algo que recae más en el dominio político que en el científico. Eso también tiene que ver con la manera en que los expertos informan y diseminan sus hallazgos- Estamos discutiendo en esta parte del mundo la administración de una tercera dosis para quienes ya recibieron dos. Muchos científicos nos dicen que sería mejor darle esa dosis a personas en otros lugares del mundo que no han recibido ninguna vacuna hasta ahora. Y dado que esta es una pandemia global necesitamos acelerar la vacunación de todos. De tal manera que la ciencia puede proveer las vacunas y entregar conocimiento sobre la mejor manera de distribuirlas. Igualmente puede mejorar en comunicar su importancia, porque todavía hay muchos escépticos en el planeta. Los científicos no deberían contentarse solo con encontrar la vacuna y no lo están. Pero hay un largo camino por recorrer en compartir los resultados de la ciencia y su importancia. Esa es una tarea de los científicos y así mismo de los políticos.

Insatisfacción al alza

El descontento con la política, la democracia o las instituciones tiene varias razones. Desde la perspectiva de la Fundación Nobel vemos la importancia de la ciencia, la literatura o la paz en promover a las sociedades en transformar las palabras en acciones para beneficio de la humanidad. Los desafíos de hoy en día son de orden económico, de desigualdad social, sanitarios o relacionados con el cambio climático. En todas esas áreas la ciencia tiene mucho que ofrecer. Claramente no es el único elemento en el cual se deben basar las decisiones, pero si debiera ser fundamental en el proceso. Porque si se construye a partir del conocimiento, hay una probabilidad mayor de responder a las causas de la insatisfacción.

El desafío de las redes sociales

Las redes sociales son parte de la razón por la cual transmitir el conocimiento y la información se ha vuelto más difícil, en comparación con las épocas en las cuales había medios tradicionales. Por otro lado, hemos descubierto que cuando que las historias de los laureados con el Nobel se comparten, son fuente de inspiración, pues muchos de ellos y ellas son personas con historias de vida fascinantes. Con las invenciones y descubrimientos que han hecho, realmente han cambiado el curso de la historia. De tal manera que cuando hay una brecha de confianza entre el público y muchas instituciones de la sociedad, pienso que los científicos y las entidades académicas son todavía una fuente primordial de esperanza.

“Las redes sociales son parte de la razón por la cual transmitir el conocimiento y la información se ha vuelto más difícil, en comparación con las épocas en las cuales había medios tradicionales”

Premios Nobel de corte científico y no

Hay diferencias. Por ejemplo, el Premio de Paz es político, aunque no es decidido por autoridades políticas sino por un comité que tiene un mandato para examinar la política global. El de literatura está basado, en gran parte, en gusto y sentido de calidad. Por su parte en los de ciencia se podría hablar de un mayor rigor. Las categorías reflejan la escogencia de Alfred Nobel y sus intereses en vida. Además de ser un inventor con conocimientos de química y física, tenía un profundo interés en la literatura que incluía ambiciones literarias. Como tuvo problemas de salud también le llamó la atención la medicina, al igual que los asuntos relacionados con la paz.

Otro tipo de guerra

En septiembre el secretario general de Naciones Unidas habló sobre la guerra en contra de la ciencia y la necesidad de terminarla. Esa guerra contra la ciencia y la verdad forma parte de un tema que en último término puede causar inestabilidad y desestabilización. Y la discusión es relevante para premios como el de la paz y literatura, no solo los científicos, dado que todo tiene que ver con la libertad de expresión y la búsqueda de la verdad. De manera que hay vínculos interesantes entre las diferentes categorías porque los fundamentos son los que corresponden a una sociedad libre.

Baja participación de laureados latinoamericanos

El premio nació en un momento y una realidad determinadas. En la medida en que las cosas evolucionan y que el hemisferio occidental se debilita en términos relativos lo que estamos viendo y veremos es mucho más diversidad. Un ejemplo es el Nobel de Literatura de este año que fue una enorme sorpresa para prácticamente todos.

¿Optimista o pesimista?

Soy mucho más un optimista y más ahora que observo el trabajo de personas extraordinarias. Como noruego conocía de la importancia del Nobel, pero cuando observo el interés y la inspiración que este genera en los jóvenes no solo en América Latina sino en otras partes del mundo, también es una inspiración para mí porque esta labor crea mucho optimismo con miras a las generaciones futuras.

Ricardo Ávila

Ricardo Ávila

Colaborador de Bloomberg Línea. Fue director del diario económico Portafolio, en Colombia, y es analista senior del diario El Tiempo, de Bogotá.