Mercados

Escasez de energía impulsa al carbón a un récord mientras Europa lo quema más

Las centrales eléctricas de Reino Unido son las que más carbón queman desde principios de noviembre.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Europa depende cada vez más del carbón para mantener las luces encendidas a medida que el clima se vuelve frío, lo que hace que el costo de la contaminación alcance un récord.

El precio del carbon superó los 70 euros por primera vez en la historia, ya que las empresas eléctricas recurren al combustible fósil más sucio. Las plantas de energía en Reino Unido están quemando la mayor cantidad de carbón desde principios de mes para mantener las luces encendidas, ya que se pronostica un clima más frío de lo normal y temperaturas bajo cero para las principales ciudades esta semana.

Europa se enfrenta a una crisis energética mientras las economías salen de la pandemia y la gente regresa a la oficina. Eso está impulsando la demanda en un momento en que los suministros siguen siendo limitados. Años de reducción de las inversiones en combustibles fósiles se han combinado con la baja velocidad de los vientos este año para hacer que los precios del gas, la electricidad y el carbono alcancen máximos históricos y derriben a algunos minoristas de energía.

Ante la escasez de gas natural, que ha cuadruplicado los precios este año, los comerciantes se preparan para quemar más carbón este invierno, lo que exigirá más permisos de contaminación. Al mismo tiempo, la Unión Europea ha aumentado sus ambiciones climáticas y ha prometido reducir las emisiones más rápido en esta década. Eso significa que el precio del carbono tendrá que aumentar más rápidamente.

“Nuestra curva actual de cambio de gas a carbón apunta al hecho de que Europa quemará carbón al menos hasta marzo de 2023, lo que aumentará las emisiones de CO2″, escribieron analistas de ClearBlue Markets en una nota enviada por correo electrónico.

Los futuros del carbon de referencia para diciembre subieron hasta un 1,9% a un máximo histórico de 71,21 euros por tonelada métrica en ICE Endex antes de bajar a 69,98 euros a las 4:40 p.m. en Amsterdam. Los precios se han más que duplicado este año. BloombergNEF espera que el carbono cueste más de 100 euros por tonelada para 2030.

Ver más: Precios de energía en Europa reducen ganancias tras llegar a récord por la crisis

El repunte de los precios de la energía está haciendo caer a algunos proveedores de gas y energía, muchos de los cuales vendían energía a precios fijos antes del repunte. Bulb, uno de los minoristas de energía nacionales más grandes de Reino Unido, citó los altos precios del gas como parte de la razón por la que tuvo que entrar en un proceso que verá a la empresa nacionalizada por el gobierno británico.

El carbon también ha recibido un impulso después de que en las conversaciones de la COP26 en Escocia se llegara a un acuerdo para crear un mercado mundial, respaldando el comercio de emisiones como solución para atajar el calentamiento global. El organismo de vigilancia del mercado de la UE, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA por sus siglas en inglés), también desestimó la preocupación por los abusos y el papel de los inversores especulativos en el comercio de emisiones en un informe de la semana pasada.

Los participantes en el mercado siguieron atribuyendo el fuerte repunte alcista de los precios de las emisiones a la negociación técnica y de opciones, posiblemente reforzada por el informe de la ESMA”, dijo Engie EnergyScan en un informe el lunes.

El carbon subió a pesar de que los precios del gas cayeron por segundo día en medio de la creciente preocupación de que una nueva oleada de la pandemia de Covid-19 en Europa lleve a más naciones a un cierre.

La preocupación de que Austria (y posiblemente los Países Bajos en las próximas semanas) impongan restricciones a la circulación para frenar la propagación del virus está presionando a la baja los precios del gas, dijo Hans van Cleef, economista senior de energía de ABN Amro.

Las previsiones meteorológicas para la próxima semana también se han vuelto más suaves, lo que indica que la actual ola de frío será más corta y menos profunda de lo esperado. Eso está ayudando a disipar los temores de escasez de gas en Europa occidental. Más energía eólica en los próximos días después de un período de baja generación también está reduciendo la presión sobre los precios del gas, dijo van Cleef.

Ver más: El mundo está lejos de dejar de lado su hábito más sucio

Los futuros del gas europeo de referencia cayeron hasta un 6,3% a 81,68 euros el megavatio-hora y el equivalente de Reino Unido cayó hasta un 6,2% a 206 centavos la termia. Los precios europeos subieron un 15% la semana pasada después de que Alemania suspendiera el proceso de certificación del controvertido gasoducto Nord Stream 2 de Rusia.

Con la asistencia de Anna Shiryaevskaya.