Actualidad

Elenco del ‘Juego del calamar’ renegociaría salarios para segunda temporada

Se estima que el programa, cuya producción costó solo US$21 millones, representa más de US$900 millones para Netflix.

Tiempo de lectura: 3 minutos

En el último par de semanas, Netflix Inc. envió al equipo de la serie “El juego del calamar” un bono único como recompensa por su trabajo en el programa más popular en la historia de la compañía.

No hablamos de una gran suma de dinero que les cambie la vida. El elenco recibió menos de lo que se les paga a las estrellas de “Succession” para un episodio. Los bonos son un reconocimiento de lo lucrativo que ha sido “El juego del calamar” para Netflix. Se estima que el programa, cuya producción costó solo US$21 millones, representa más de US$900 millones para Netflix.

La mayor parte de ese dinero va a Netflix, no a los productores ni al elenco. El creador, Hwang Dong-hyuk, dijo a la prensa que no ganó mucho dinero en la primera temporada. Esto plantea una pregunta interesante. ¿Cómo se compensa al talento por un éxito que nadie esperaba?

Netflix ha pagado bonificaciones por premios, pero, al igual que las bonificaciones por “El juego del calamar”, son relativamente bajas. La compañía nunca ha favorecido la compensación basada en el desempeño cuando se trata de talento. Todo su modelo de negocio se basa en limitar las ventajas de sus socios comerciales.

El modelo de Netflix se diferencia de cómo se han comportado la mayoría de los estudios de cine y de televisión en las últimas décadas. Los grandes actores y cineastas reciben una parte de las ganancias de una película o programa de televisión como parte de su trato inicial.

Netflix asume que el proyecto será un éxito y paga de más por adelantado. “Si hacemos una película, pagamos con éxito”, dijo el director de películas de Netflix Scott Stuber en 2019.

Netflix justifica el modelo diciendo que ningún programa individual es responsable de su éxito en un trimestre determinado. El hecho de que haya visto “Alerta roja” después de registrarse no significa que “Alerta roja” sea la razón por la que se registró. Y ciertamente no significa que sea la razón por la que siguió siendo cliente.

El modelo de Netflix es más popular en Wall Street porque, en teoría, Netflix puede obtener ganancias a medida que crece. Este modelo también beneficia a la mayoría de sus socios porque la mayoría de los proyectos de cine y televisión no son exitosos.

La forma más sencilla de que servicios como Netflix y HBO recompensen a las personas por los éxitos es pagándoles más por las temporadas siguientes. Los creadores de “Juego de tronos” no se enriquecieron con la primera temporada. Pero al final del programa iban bien.

Gracias al contrato que firmó Netflix con los productores de la serie “El juego del calamar”, tiene los derechos para hacer una segunda temporada. Una de las ventajas de trabajar en mercados fuera de Estados Unidos es que Netflix puede hacer programas por mucho menos. A los grandes actores surcoreanos no se les paga un millón de dólares por episodio como a sus contrapartes en EE.UU.

Todos los involucrados en “El juego del calamar” están encantados con el resultado. El creador ahora puede hacer lo que quiera para su próximo proyecto. Los productores y el talento podrán utilizar el programa para conseguir mucho más trabajo.

Pero también tienen algo de influencia ahora, y la usarán cuando hablen con el equipo de la directora global de televisión de Netflix, Bela Bajaria, en Asia. Si bien Netflix puede no tener que pagarles mucho más por una segunda temporada, al menos por contrato, sabe que no debe meterse en alguna pelea con los productores de su programa más exitoso.

Ver más: Juego del Calamar, ¿cuáles son las lecciones financieras que deja la serie?