Cripto

Defensores de stablecoins exponen motivos a reguladores bancarios de EE.UU.

Mientras que las monedas virtuales estables, como tether, están respaldadas por reservas destinadas a garantizar que cada token pueda ser canjeado por un dólar, los críticos sostienen que esas reservas son opacas y no están reguladas

cripto
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La startup de blockchain Figure Technologies Inc. y otras empresas mantuvieron conversaciones con los reguladores de Estados Unidos sobre cómo emitir una moneda virtual estable (stablecoin) que pueda satisfacer a los organismos de control en medio del profundo escepticismo de Washington sobre el rincón de rápido crecimiento del mercado de criptodivisas.

Funcionarios de la Reserva Federal, la Oficina del Contralor de la Moneda y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos se reunieron la semana pasada con Figure y sus socios en un esfuerzo emergente de cripto conocido como el USDF Consortium, de acuerdo con personas familiarizadas con las reuniones que solicitaron el anonimato porque las discusiones eran privadas. Los portavoces de las agencias declinaron hacer comentarios.

La reunión con los reguladores se produce después de que el Grupo de Trabajo del Presidente sobre los Mercados Financieros recomendara a principios de este mes que los emisores de stablecoin se conviertan en instituciones depositarias aseguradas sujetas a la misma supervisión y regulación que los bancos. El esfuerzo de la USDF es uno de los primeros en empezar a defender las stablecoins, que las empresas esperan que satisfagan las normas aún no escritas, y se espera que le sigan otros a medida que las agencias intenten ponerse al día con un mercado de criptomonedas que ya se acerca a los US$3 billones.

“A medida que la política sobre las stablecoin evoluciona, creemos que el USDF Consortium está bien posicionado para cumplir y seguir creciendo”, dijo Ashley Harris, consejero general de Figure, en un comunicado. El enfoque del grupo es “coherente con las recomendaciones del Grupo de Trabajo del Presidente de que las stablecoin sean acuñadas exclusivamente por instituciones depositarias aseguradas.”

Ver más: Bitso permitirá el envío de dinero entre EE.UU. y México con stablecoin

La nueva moneda del consorcio, USDForward, se diferencia de las stablecoins más utilizadas, como tether y USDC, porque sería emitida por bancos y estaría respaldada por depósitos en dólares estadounidenses en un sistema que los reguladores bancarios ya supervisan.

Mientras que las stablecoins como tether están respaldadas por reservas destinadas a garantizar que cada token pueda ser canjeado por un dólar estadounidense, los críticos sostienen que esas reservas son opacas y no están reguladas. Los tokens digitales emitidos por los bancos, como JPMorgan Chase & Co.’s JPM Coin, están respaldados por dólares estadounidenses en poder del prestamista.

En el caso del USDF, New York Community Bancorp Inc. y otros bancos asociados aceptarán los depósitos de los clientes que quieran utilizar los tokens. Los bancos acuñarán marcadores digitales vinculados a esos depósitos, y los clientes podrán utilizar los marcadores para pagar las transacciones, que se registrarán en la cadena de bloques pública Provenance.

Figure, una startup de préstamos en blockchain, está gestionando la ruta del consorcio. El esfuerzo también está respaldado por JAM FINTOP, una asociación de JAM Special Opportunity Ventures, una filial del inversor en servicios financieros Jacobs Asset Management, y la empresa de tecnología financiera Fintop Capital.

Ver más: Director de Binance: ‘Si la gente demanda criptomonedas no tiene sentido que los gobernantes se opongan’

Las tres agencias bancarias y los reguladores de los mercados (la Comisión de Bolsa y Valores y la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas) están todavía en los primeros días de trabajo sobre qué hacer con el cripto. Un grupo de jefes de agencias conocido como el Consejo de Supervisión de la Estabilidad Financiera está sopesando si considera que las stablecoins son una amenaza suficiente para el sistema financiero en general como para justificar su intervención.