Economía

Biden mantiene a Powell como jefe de la Fed y asciende a Brainard a vicepresidente

Powell se enfrenta a lo que probablemente será una confirmación sin problemas en el Senado.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El presidente Joe Biden eligió a Jerome Powell para un segundo mandato de cuatro años como presidente de la Reserva Federal, al tiempo que elevó a la gobernadora Lael Brainard a la vicepresidencia, manteniendo la coherencia en el banco central de EE.UU. mientras el país se enfrenta a la inflación más rápida en décadas y a los efectos persistentes de Covid-19.

La medida, anunciada por la Casa Blanca el lunes, recompensa a Powell por ayudar a rescatar a la economía estadounidense de la pandemia y le encomienda proteger esa recuperación de un aumento de los precios al consumo. Como republicano, Powell se enfrenta a lo que probablemente será una confirmación sin problemas en el Senado, donde fue respaldado para su primer mandato como presidente en una votación de 84 a 13 y cuyos miembros se esforzaron posteriormente en atraer.

Brainard sustituiría a Richard Clarida en el puesto de vicepresidente y podría enfrentarse a la oposición de los republicanos del Senado para su confirmación. Fue entrevistada por Biden para el puesto de presidente y se la consideraba una fuerte candidata para el puesto de vicepresidente de supervisión, que sigue vacante.

Ver más: Powell: Fed va rumbo a disminuir estímulo, inflación bajará

Biden tiene previsto anunciar su nombramiento junto con otros puestos vacantes en la Junta de Gobernadores a principios de diciembre, según la Casa Blanca.

Powell, de 68 años, ha contado con el apoyo bipartidista, incluida la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y otros demócratas, aunque demócratas progresistas como la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren, presionaron a Biden para que eligiera a alguien más alineado con ellos en la supervisión de los bancos y la lucha contra el cambio climático. Powell también tuvo que responder a un escándalo ético tras las revelaciones de comercio de algunos altos funcionarios de la Fed.

La elección de Powell por parte de Biden probablemente también obtendrá la aprobación de los inversores al garantizar la continuidad en el banco central cuando éste comience a retirar la política monetaria ultrablanda en medio de los desafíos de la persistente inflación.

Biden, en una declaración escrita, calificó la recuperación económica hasta el momento como un “testimonio de la agenda económica que he seguido y de la acción decisiva que la Reserva Federal ha tomado bajo la presidencia de Powell y la Dra. Brainard para ayudar a dirigirnos a través de la peor recesión en la historia moderna de Estados Unidos y ponernos en el camino de la recuperación”.

Ver más: Ven a Powell y Brainard con votos suficientes para presidir la Fed

Biden añadió: “Confío en que el enfoque del presidente Powell y de la doctora Brainard de mantener la inflación baja, los precios estables y el pleno empleo hará que nuestra economía sea más fuerte que nunca”.

También destacó lo que denominó su “profunda convicción de que es necesario tomar medidas urgentes para hacer frente a los riesgos económicos que plantea el cambio climático, y adelantarse a los riesgos emergentes en nuestro sistema financiero.”

Brainard y Powell tienen puntos de vista similares sobre la política monetaria, pero difieren en cuanto a la regulación de los bancos, ya que Brainard se opone a cada paso que da Powell para reducir algunas de las duras restricciones impuestas a los bancos tras la crisis financiera.

Brainard, de 59 años, fue nombrada gobernadora de la Fed en 2014 por el presidente Barack Obama. En 2020, Biden consideró elegirla como secretaria del Tesoro, antes de elegir a Janet Yellen.

Graduada por la Universidad de Harvard, Brainard trabajó en la Casa Blanca de Bill Clinton como asesora económica nacional adjunta. En 2009, con Obama, se incorporó al Tesoro y se convirtió en subsecretaria de Asuntos Internacionales en 2010.

Ver más: ¿Powell o Brainard? Sólo decida, por favor

El segundo mandato de Powell va a ser muy diferente del primero. Aunque la economía está repuntando, la inflación está en su punto más alto de tres décadas, los casos de Covid-19 siguen siendo elevados y las tensas cadenas de suministro presentan grandes incertidumbres.

Algunos funcionarios ya están sugiriendo que la Fed podría tener que retirar su programa de compra masiva de activos más rápido de lo previsto y Powell también presidirá un comité con varios miembros que probablemente quieran subir los tipos de interés antes que él.

Powell dijo este mes que no considerará la posibilidad de subir los tipos hasta que el mercado laboral muestre mayores signos de recuperación.

--Con la ayuda de Steven T. Dennis y Matthew Boesler.

Le puede interesar: