Negocios

Bares colombianos reclaman por exigencia de carnet de vacunación, ¿venden menos?

Los bares reclaman agresiones de algunos clientes al personal de logística y servicio. Además, anticipan un diciembre negro. ¿Por qué?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La Asociación de Bares de Colombia (Asobares) reclamó este lunes que la exigencia del carnet de vacunación a los consumidores les ha provocado pérdidas de hasta el 35 % y una disminución del 40 % en el aforo en las noches del 18 al 20 de noviembre.

El gremio, que se ha mostrado crítico con esta medida desde sus inicios, dijo que el balance es negativo en el primer fin de semana de la implementación para los establecimientos formales.

“Es alarmante la oferta clandestina que ya se evidencia en espacios que no exigen nada y aumentan los riesgos tanto para la salud pública como para la reactivación económica”, indicó en un comunicado.

Ver más: Bares colombianos dicen que no es su responsabilidad exigir carnet de vacunación

Según el gremio, “el anuncio de la exigencia del carnet de vacunación con esquema completo desde el 1 de diciembre, ahondará el impacto negativo si no se avanza en una vacunación general con dosis suficientes y acceso para todos en las regiones y municipios, sin filas como denuncian muchos ciudadanos”.

“También fueron evidentes esta semana los problemas técnicos de la plataforma web para que los ciudadanos y/o sus EPS pudieran subir su información y descargar el certificado digital”.

“Por otro lado, la incertidumbre de una posible ley seca el fin de semana del 4 al 6 de diciembre por consultas interpartidistas, ya ha impactado negativamente en el movimiento proyectado por las empresas y usuarios del sector, en un fin de semana de los más importantes del año”, agregó.

Ver más: ¿Cuánta carne importada se consume en Colombia y cuál es el líder exportador?

En este sentido, pide extender la fecha de requisito del esquema completo, corregir los errores de la plataforma web de los certificados digitales, continuar suministrando las vacunas necesarias en las regiones y no imponer la ley seca para una jornada electoral “atípica” como la del 5 de diciembre.

Desde el martes 16 de noviembre empezó a regir en el país la medida por la cual se exige a los mayores de 18 años el carnet de vacunación para entrar a lugares públicos y privados que impliquen aglomeraciones en el país.

Las personas que no se quieren vacunar y las demoras en el proceso de inmunización en algunas regiones de Colombia generan preocupación en un momento en el que Europa ha reportado una tendencia alcista de los casos y ha vuelto a imponer medidas sanitarias.

A inicios de noviembre Asobares se desligó de la tarea de exigir el carnet de vacunación al señalar que “no es responsabilidad de los empresarios” del sector la verificación de ese documento o su equivalente digital.

“Confiamos en los aplicativos, controles y medios físicos que el Gobierno y las autoridades sanitarias hayan dispuesto, al igual que en la buena fe de los ciudadanos que asistan a los diferentes sitios”, indicó en su momento.

Ver más: Carné de vacunación será obligatorio para ir a bares y restaurantes en Colombia