Green

Empresas de alimentos británicas dejarán de importar soja de zonas deforestadas

Las empresas representan el 60% de las importaciones de soja del Reino Unido, según la consultora Efeca.

soja
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Más de dos docenas de empresas, entre ellas el supermercado británico J Sainsbury Plc, el gigante suizo de la alimentación Nestlé SA y el fabricante francés de yogures Danone SA, respaldan una iniciativa del Reino Unido para no solicitar envíos de soja procedentes de regiones deforestadas del mundo.

Un total de 27 empresas han firmado el Manifiesto de la Soja del Reino Unido, un nuevo compromiso de la industria para garantizar que los envíos físicos de soja al Reino Unido no procedan de zonas donde se hayan talado bosques o se haya convertido la vegetación autóctona en tierras de cultivo a partir de enero de 2020. La iniciativa, lanzada el martes con el apoyo de la consultora británica Efeca, sigue a esfuerzos similares en Europa. La financiación inicial fue proporcionada por la cadena de supermercados Tesco Plc y el Fondo Mundial para la Naturaleza.

Ver más: Dólares sojeros: la liquidación es récord y hay pronósticos favorables para 2022

Las empresas, entre las que también se encuentran la unidad británica de Pilgrim’s Pride Corp., McDonald’s Corp. y KFC Corp., representan el 60% de las importaciones de soja del Reino Unido, según un comunicado publicado en el sitio web de Efeca. El consumo anual de soja en el Reino Unido es de unos 3,5 millones de toneladas. Los firmantes también se comprometen a hacer públicos sus avances y a exigir a sus proveedores que adopten tales compromisos.

La deforestación y el cambio de uso de la tierra impulsados por la expansión agrícola representan el 23% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, y productos básicos como la soja, la carne de vaca, el aceite de palma y la madera son los principales impulsores a nivel mundial, según el sitio web de la iniciativa.

Ver más: Reino Unido no cree que se logrará acuerdo para eliminar el carbón en la COP26