Negocios

De Colombia a las grandes ligas: la historia de la VP de Google Hispanoamérica

Adriana Noreña vive desde 1996 en Brasil, donde construyó su carrera con el impulso del ‘boom’ tecnológico. La caleña compartió con Bloomberg Línea su visión sobre la tecnología, la inclusión y Colombia.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Si bien Latinoamérica se ha ganado una posición en la industria tecnológica gracias al ‘boom’ de las startups de los últimos años, hasta hace muy poco la participación de líderes de la región era escasa y más al tratarse de mujeres, dado que este, a pesar de los avances, sigue siendo un sector con un marcado componente masculino.

La historia de Adriana Noreña sobresale en Latinoamérica y hoy es considerada un referente para muchas mujeres en un momento de cambios y en el que la tecnología pasó a ser parte de la vida de todos. La actual vicepresidenta de Google para Hispanoamérica, la caleña Adriana Noreña, salió de Colombia por cuestiones académicas en 1994 para hacer un MBA y desembarcó en Brasil, su actual país de residencia, desde donde también partiría para estudiar un máster en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) motivada por toda la revolución digital que se estaba dando en ese momento.

“Vuelvo en el 2000 a Brasil, y ese año fue del ‘boom’ de la internet. Empezamos a ver los grandes beneficios que la internet traía para un negocio, para la vida cotidiana, fue eso lo que me llevó a hacerlo y haber estado en MIT en ese momento yo creo que fue fundamental”, recordó sobre sus inicios.

Noreña entró en el 2006 a la compañía tecnológica cuando esta recién estaba empezando operaciones en América Latina con Sao Paulo como punto de partida. En ese momento, recuerda, era una empresa que no pasaba de 5.000 personas.

Ver más: Juan Raúl Vélez, el colombiano que pasó de vendedor a líder de emporio del cuero

En el 2005 cuando acepto la oferta me doy cuenta de que estoy embarazada y lo primero que le digo a mi jefe, un estadounidense, fue: ‘Antes de hablar de la oferta quiero decirte que estoy embarazada’. Y me dijo: ‘Felicitaciones, ¿cuándo empiezas?

En ese momento, la ejecutiva ingresó para “planear y montar” la estrategia de Google para las pymes, es decir, “las operaciones de publicidad online para las pequeñas y medianas empresas en Brasil. Eso luego se va expandiendo y voy creciendo con la compañía, a través de Latinoamérica, primero en Brasil, luego en Argentina, en México y ahí fuimos implementando esa unidad de negocio”.

“Luego se da una oportunidad para ser directora general de Argentina, a la cual me postulo y creo que ahí es importante levantar la mano (…). Me voy a Argentina en el 2009, y al final de mi pasaje por ese país, casi que en el 2013, se abre la posición para América Latina de habla hispana. Yo básicamente levanto la mano y tengo un bagaje importante que le podía traer a la compañía que era haber montado operaciones en varios países y luego obviamente haber gerenciado uno particularmente”.

Ver más: Facebook “sabía lo que estaba haciendo”: exCEO de Google, Eric Schmidt

Una tecnología más humana

La vicepresidenta de Google para Hispanoamérica le dijo a Bloomberg Línea que “la tecnología no debe separarnos”, al insistir en que esta tiene que ser usada para “el bien de la humanidad” que “es fomentar relaciones sociales”.

“Cuando a veces ibas a un restaurante en la vida prepandemia los niños tenían una tableta o un teléfono, eran las herramientas para apartarlos de sus padres. Ahí es donde creo que estamos utilizando mal la tecnología. Ella debe darnos calidad de vida y debe ser un ente que une”, manifestó Adriana Noreña en una videollamada atendida desde Brasil.

En la conversación, explicó que las soluciones de tecnología deben “aumentar relaciones de negocios” y automatizar funciones “para liberar la cabeza de las personas a trabajos mucho más pensantes. Poner a las máquinas a hacer lo que ya se hace muy bien”.

Un ejemplo claro son las vacunas, hoy, gracias al machine learning, a la inteligencia artificial, se hacen con procesos de prueba y ensayo, (algo que en el pasado) llevaría años en hacer y hoy la tecnología nos ayuda, ahora... la tecnología no puede ser un divisor.

Ver más: Cofundador de Wikipedia critica obsesión de redes sociales por el “engagement”

Adriana Noreña comentó que uno de los retos a resolver es la brecha digital, por lo que se requiere “todavía mucho apoyo e iniciativas público-privadas para que esos mundos vayan en pro de mayor inclusión de las clases menos favorecidas y Latinoamérica no se quede atrás”.

Hoy sabemos que un gran componente del desarrollo económico es la educación. Y cuando la gente no puede ir a la escuela y no tiene los dispositivos, la educación vas a ser muy limitada”, manifestó Noreña.

Indicó que la pandemia nos llevó a repensar mucho sobre el valor del tiempo y hacer un balance respecto a cómo se va invertir, a la vez que hizo poner el foco en la privacidad “porque los consumidores cada vez más están en línea y están mucho más recelosos de su información”, que es a fin de cuentas “el bien más preciado”.

El desafío de la inclusión

La ejecutiva colombiana indicó respecto a la inclusión de las mujeres en el mercado laboral que “aún debe hacerse un sprint, correr muchísimo más en el sentido de empleabilidad”, dado que la pandemia desnudó muchos de los desafíos que existen en la actualidad.

“También nos lleva a repensar varias cosas, cómo podemos hacer políticas internas en empresas que ayuden básicamente a la empleabilidad de las mujeres y también de los hombres, recordemos que la pandemia nos afectó a todos”, indicó.

En este sentido, afirmó que el principal reto sobre la inclusión sigue siendo cultural, en tanto que en “la pandemia la gente se confinó y la asignación de tareas en casa básicamente quedó desbalanceada porque automáticamente toda la parte de familia y del hogar queda en la mujer”.

Ver más: Mujica: “La política no está a la altura de lo que está solicitando la gente”

A propósito, sobre cómo la brecha en inclusión puede cerrarse con la tecnología desde varios frentes, mencionó la historia de un hombre con discapacidad visual que tenía el sueño de correr en el Central Park de Nueva York. Por medio de la inteligencia artificial, y en conjunto con un grupo de expertos de Google, creó un sistema que le da esa libertad y lo cumplió.

“Hicieron una tecnología básicamente pionera que hace que estas personas tengan guías a través de señales sonoras en sus auriculares y así pudo correr de una manera independiente. Creo que eso es lo lindo de la tecnología”.

Sprint digital

Sobre las tendencias para 2022, la ejecutiva citó el informe Digital Sprinters para indicar que los mercados emergentes tienen hoy una gran oportunidad de acelerar en el campo tecnológico “para generar más riqueza en el corto plazo”, con un enfoque en el desarrollo del capital físico, la competitividad y la adopción de soluciones relacionadas con la inteligencia artificial y la automatización de procesos.

No hay vuelta atrás (para la adopción de esas herramientas) y lo que sí tenemos que seguir pensando es cómo la gente se va a seguir relacionando con la tecnología, seguir usando los medios digitales para resolver sus problemas y cómo eso va cambiando el estilo de vida de la gente.

Ver más: Las tendencias de empleabilidad que debería saber para 2022 en Latinoamérica

Sobre la digitalización en países como Colombia, hizo un llamado a sus compatriotas ante los desafíos que persisten en áreas como el comercio detallista online, en las que el país “no evolucionó como el resto de la región”.

“Nos hemos quedado de verdad atrás (…) cuando yo veo el mundo que me compete, el de la publicidad online y el de la infraestructura tecnológica de las empresas para llegar de una manera eficiente a sus clientes y generar ventajas competitivas, veo un Brasil muy avanzado. Lo veo como profesional y como usuario de las diferentes herramientas (…). Argentina también se ha movido hacia allá, Chile también, México dio una despertada impresionante en la pandemia, en Colombia no es así”.

“Y me duele verlo porque hay muchísimo profesionalismo y empresas de estándares superaltos en el mundo fuera de lo digital, pero tenemos experiencias importantes y cosas básicas que no han sido resueltas, como por ejemplo en los pasados días sin IVA (en referencia a los del 2020) hubo problemas de suministro, en los Cybers, que son los días de las fiestas de los descuentos, las compañías no estaban preparadas desde su infraestructura tecnológica para hacerle frente a la gran demanda que existía”, señaló.

Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.