Actualidad

Carolina Castro: ‘La apatía y el desencanto dan lugar a que haya una alternativa’

La dirigente industrial, que acompaña a Florencio Randazzo en la provincia de Buenos Aires, propone iniciativas para ordenar la economía y generar de empleo.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Buenos Aires — Carolina Castro fue subsecretaria Pyme entre diciembre del 2015 y julio del 2017, pero se fue desencantada de la gestión macrista. En 2021 apostó otra vez por la política, pero esta vez como candidata a diputada del espacio peronista que se construyó por fuera del Frente de Todos y detrás de la figura de Florencio Randazzo, exministro de Interior durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Pero Castro no se destaca por su trayectoria política, sino como dirigente industrial. Fue la primera mujer en integrar la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) y es directora de Industrias Guidi, la autopartista familiar que provee piezas a, entre otras, Toyota Argentina y General Motors.

En viaje desde Olavarría a Bahía Blanca, en el tramo final de la campaña de un espacio que en las PASO cosechó el 3,7% de los votos, Castro conversa con Bloomberg Línea y repasa los proyectos que su espacio tiene en carpeta, pero apunta a una prioridad: ordenar la macroeconomía.

Crítica del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, la candidata a diputada nacional también observa con preocupación la aparición de los espacios liberales (Javier Milei en la Ciudad y José Luis Espert en la Provincia), cuyo crecimiento vincula no al convencimiento en el tipo de políticas que ofrecen “sino más bien en la necesidad de castigar al sistema político”.

La siguiente conversación fue editada por motivos de extensión y claridad.

Bloomberg Línea: ¿Qué balance hace de la campaña y del resultado de las PASO?

Carolina Castro: Para ser una fuerza nueva que quiere construir una alternativa y que no pretende estar de ningún lado de la grieta, para empezar a generar un espacio con voces distintas, con grises, creo que hicimos nuestro mejor esfuerzo para darnos a conocer en un contexto que no es fácil en una campaña tan polarizada. A lo que se suma la apatía de la gente y el desencanto con la política. Son cosas que aparecen y revalidan la necesidad de que haya una alternativa.

¿En este contexto de apatía y desencanto, qué ofrece Vamos con Vos para despertar entusiasmo en la gente?

Es un espacio en el que participan muchas personas de distintos distritos que representan a la sociedad civil. Que vienen de distintas profesiones, médicos, docentes, comerciantes, agropecuarios y trabajadores sociales, entre otros, en los que en muchos casos es la primera vez que se presentan en la política. No venimos a ponernos en el lugar de que tenemos la verdad revelada, venimos a construir desde el diálogo. Nos dio pena que en la campaña las fuerzas hegemónicas hayan puesto el énfasis en temas que están fuera del eje del problema de la gente. Nos pareció que los debates no se dieron con profundidad. En nuestro caso hicimos 24 propuestas, que es lo que nos parece que hay que votar, candidatos y propuestas.

VER MÁS: José Luis Espert: ‘El escenario será crítico y habrá espacio para nuestras ideas’

¿A qué cree que responde la ratificación o aparición de fuerzas que están en los extremos del mapa ideológico?

Que una parte de la población haya elegido por esas opciones, como la extrema derecha, que plantean un nivel de anarquía muy importante, responde al querer castigar a un sistema de fuerzas políticas que viene gobernando hace más de 10 años y que no ha dado solución a los problemas de la gente. La alternativa de extrema derecha sería muy perjudicial para el país, pero me parece que en ese voto no hay un convencimiento en el tipo de políticas que ofrecen sino más bien en la necesidad de castigar al sistema político.

El Gobierno ha avanzado en proyectos para distintos sectores. Por caso biocombustibles, agroindustria, hidrocarburos y de la economía del conocimiento, entre otros. Pero los inversores insisten en que la seguridad jurídica sigue siendo una deuda pendiente, ¿cómo se corrige?

Una buena política industrial no puede sobrevivir una mala macroeconomía. Hoy la macroeconomía está descoordinada, sin los incentivos correctamente colocados y con un problema de confianza. Ese problema es sobre todo político. Voy a seguir bregando por la política industrial, porque me parece que es la manera en la cual deben desarrollarse los países, pero si no mejoramos la macroeconomía esos proyectos no van a despegar como deberían. Al Congreso llevaremos un proyecto de estabilidad económica que contemple los conceptos monetarios, cambiarios y fiscales. Es algo que debe discutirse ya, no podemos esperar a un recambio del poder ejecutivo en 2023 para ver cómo resolvemos la inflación. Y eso depende de todos.

ADEMÁS: EN EXCLUSIVA - Martín Tetaz: ‘no habrá margen para el gradualismo’ en 2023

¿Qué acuerdo cree que debe alcanzarse con el FMI?

Lo primero es dejar de usar la necesidad de la negociación como un punto más de la grieta política. Hay que sentarse en la mesa con honestidad, hacernos cargo cada uno de las decisiones que tomó y aportar lo mejor posible para una negociación que debe ser inteligente. Sabemos que el FMI pondrá condiciones, y no nos queda otra, alguna que otra condición habrá que aceptar y otras se podrá negociar en aras de conseguir algo que es esencial: crecer. Cada uno debe aportar para lograr este acuerdo lo más rápido posible. Creo que el Gobierno perdió tiempo, no puede saber que estamos llegando a fin de año y no se sabe cuál es el plan. Esto debe ser algo abierto, inteligente, pragmático, con el mejor equipo. Y me gustaría ver a la oposición aportando desde un lugar en el que no nieguen o minimicen el problema que generaron ellos. Eso me parece increíble.

Se debate la reforma laboral en forma binaria. Sí o no. ¿Cuáles son los principales puntos que cree deben debatirse?

Lo primero es que hay que debatir. Lo segundo es reunir las ideas de todos los sectores. Y lo tercero es que es muy importante es que si no se generan las condiciones para crecer, no se va a generar más trabajo a través de reformas en las relaciones laborales. ¿Son necesarias? Sí. Pero no son suficientes. Si no crecemos no se genera trabajo. Plan de estabilidad, macro ordenada y luego sí los temas laborales.

¿Y cuáles son esos temas?

Cambiar el destino de las multas, creo que deben ir a la Anses y no al trabajador, creo que sería un desincentivo a la industria del juicio muy importante. Luego eliminar la ultraactividad, que es lo que permite que los convenios colectivos de trabajo sigan vivos si no se renegocian. Hay muchos convenios colectivos que en los últimos años se renegociaron en un acuerdo de partes en los que luego hubo mejoras de productividad y de salario. Creo que eso es posible y hay muchos sindicatos que están dispuestos a hacerlos, otros no. También hay que debatir la cuestión de un seguro de desempleo ampliado, hay distintos proyectos dando vuelta. Quizás no para todas las empresas pero sí para que las pymes tengan un menor pasivo laboral que a veces es difícil enfrentar, sin restar al trabajador un derecho como la indemnización. La discusión es de qué manera mantenemos este derecho y que sea sustentable para las pymes. ¿Es un seguro, es la mochila? Alguno de estos puede llegar a ser, pero hay que debatirlo.

¿Cuáles son los proyectos de Vamos con Vos en el desafío de transformar planes sociales por empleo?

Queremos hacer dos cosas. Llevar al Congreso un proyecto de capacitación de oficios y habilidades. Que contemple varias actividades y las habilidades de Siglo XXI. Proponemos también que la persona que tiene un plan social y consigue un trabajo, ese plan pase a integrar el sueldo que vaya a cobrar en la pyme. Es una manera de alentar la capacitación y dando incentivos a las pymes para contratar.

¿Qué mapa político imagina para después del 14 de noviembre? ¿La debilidad del oficialismo cree que puede afectar al país?

El escenario va a depender fuertemente de la capacidad del sistema político de ordenarse. De la propia coalición de gobierno de ordenarse hacia su interior. Lo que pasó después de las PASO fue irresponsable y espero que no se repita. El Gobierno debe hacer todo lo contrario. No sé si es posible pero es lo que me gustaría. La oposición también debe ser muy responsable, medida y dialoguista y buscar la manera de salir adelante. No hay lugar para las irresponsabilidades.

TE PUEDE INTERESAR

Elecciones Legislativas en Argentina: Guía básica para votar el 14 de noviembre

Elecciones legislativas 2021: ¿Qué se define este 14 de noviembre?

Mariano  Espina

Mariano Espina

Periodista argentino, especializado en política. Trabajó previamente en las redacciones del diario El Economista y el portal Data Clave. Licenciado de periodismo de la Universidad de El Salvador.