EE.UU.

Tras las muertes en concierto de Travis Scott, una pelea sobre quien es culpable

Las pruebas cruciales probablemente consistirán en comparar el número de personas en la multitud con el número de entradas que se autorizó a vender según el contrato.

Imagen del NGR Park, en Houston.
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Live Nation Entertainment Inc. está en el punto de mira de más de una docena de demandas por la aglomeración mortal en el festival Astroworld, organizado por la promotora en Houston la semana pasada, pero al menos un experto dice que puede ser demasiado pronto para saber quién es el culpable.

Stan Kephart, un ex agente de policía cuya empresa consultora ha trabajado en investigaciones sobre gestión de multitudes durante más de tres décadas, dijo que en situaciones como la de Astroworld el mayor riesgo legal recae en los artistas y en las ciudades que aprueban los eventos. El rapero estadounidense Travis Scott actuaba en el concierto del 5 de noviembre cuando murieron ocho personas.

Las pruebas cruciales probablemente consistirán en comparar el número de personas en la multitud con el número de entradas que se autorizó a vender según el contrato, dijo Kephart, que tiene su sede en Phoenix. Si los números coinciden, Live Nation podría ser menos responsable porque se supone que la seguridad privada y la policía deben mantener alejadas a las personas que no tienen entradas, dijo.

“No sabemos la causa o la relación entre lo ocurrido y específicamente dónde está la culpa”, dijo Kephart. “En este caso desconocemos objetivamente una serie de cosas sobre este recinto en particular en Houston que hay que averiguar antes de poder decir qué responsabilidad recae en cada lugar”.

También se analizarán los detalles del comportamiento de Scott en el escenario, dijo Kephart.

Scott y Live Nation, el mayor promotor de conciertos del mundo, fueron demandados el sábado por un hombre que dice haber resultado gravemente herido tras ser derribado y pisoteado. La demanda, presentada ante un tribunal estatal de Houston, también nombraba al promotor de conciertos Scoremore LLC y a varias personas vinculadas al evento en el NRG Park.

“Trágicamente, debido a la motivación de los demandados para obtener beneficios a expensas de la salud y la seguridad de los asistentes al concierto, y debido a su fomento de la violencia, al menos 8 personas perdieron la vida y decenas de otras resultaron heridas en lo que se suponía que era una noche de diversión”, dice la demanda.

El abogado de derechos civiles Ben Crump dijo el domingo que había presentado demandas en nombre de varias víctimas, entre ellas Noah Gutiérrez, de 21 años. Crump, conocido por representar a la familia de Trayvon Martin, de 17 años, tras su muerte por motivos raciales en 2012, pidió a los asistentes al concierto que se acerquen y cuenten sus historias.

“Estamos escuchando relatos horribles del terror y la impotencia que experimentó la gente”, dijo Crump en un comunicado publicado en Twitter.

Investigación en Houston

Se esperan más demandas civiles contra Scott y Live Nation, con sede en Los Ángeles. La policía de Houston también está llevando a cabo una amplia investigación.

Live Nation volvió a obtener beneficios el pasado trimestre tras dos años de pérdidas durante los cierres de Covid-19.

En un tuit del 6 de noviembre, Live Nation dijo que tenía “el corazón roto por los perdidos y afectados”. Dos días después, la compañía dijo en un comunicado que sigue “apoyando y ayudando a las autoridades locales en su investigación en curso para que tanto los fans que asistieron como sus familias puedan obtener las respuestas que quieren y merecen, y abordaremos todos los asuntos legales en el momento adecuado.”

Scoremore dijo en un comunicado en Twitter que también está cooperando con las autoridades. Ninguna de las dos empresas respondió inmediatamente a los mensajes que buscaban comentarios.

La oficina de prensa de la ciudad de Houston no respondió inmediatamente a un mensaje en busca de comentarios.

Ver más: 8 muertos en concierto de Travis Scott: policía investiga posible inyección de drogas

El historial de Scott de animar a los fans a comportarse mal vuelve a estar en el punto de mira. El oriundo de Houston fue arrestado dos veces por cargos de desorden público vinculados a conciertos en 2015 y 2017, cuando alentó a los fans a ignorar las medidas de seguridad y subir al escenario en eventos en Chicago y en la zona rural de Arkansas, respectivamente. En ambas ocasiones se declaró culpable.

Scott también fue demandado por otro incidente, el cual tuvo lugar en 2017 en un concierto en la ciudad de Nueva York. Allí, un fan quedó paralizado después de que una multitud, supuestamente incitada por el artista, lo empujara desde un balcón.

‘Mosh-Pitting’

La gente en sus conciertos ha sido conocida por “saltar al escenario, hacer mosh-pit, todas estas cosas”, dijo Kephart. “Sabiendo todo eso, la ciudad de Houston debería haberse preparado para hacer frente a estas cosas. Ese no es el trabajo del promotor”.

Los abogados de Scott, David Byrnes y David Lande, del bufete Ziffren Brittenham LLP de Los Ángeles, no respondieron inmediatamente a los mensajes en busca de comentarios.

Los abogados del asistente al concierto Manuel Souza, que presentó la primera demanda, dicen que los hechos eran previsibles. En la demanda se critica a Scott y a Live Nation por permitir que la actuación continuara incluso después de los informes generalizados de atropellos y de personas que perdían el conocimiento, y de que las ambulancias atravesaran la espesa multitud para prestar ayuda.

Los asistentes “no podían respirar debido a la profunda falta de control de la multitud, a la falta de agua, a la falta de seguridad y a la falta de rutas de salida”, según la demanda. “Había tantas personas heridas y tan poco personal de emergencia proporcionado por los demandados, que los propios clientes tuvieron que realizar la reanimación cardiopulmonar a otros asistentes”.

-- Con la ayuda de Lindsey Rupp.