Actualidad

Gobernanza más débil impactará crecimiento potencial de Nicaragua: Fitch

Para la calificadora de riesgo, no es probable que en el corto plazo Estados Unidos y la Unión Europea emitan sanciones comerciales contra el país centroamericano.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Línea — El crecimiento potencial de Nicaragua será menor a causa de una gobernanza más débil, advierte la calificadora Fitch Ratings después de las elecciones del fin de semana que le aseguran un cuarto mandato presidencial consecutivo a Daniel Ortega. Para la agencia de riesgo crediticio, a pesar de que no se tiene hasta el momento el resultado definitivo, lo más probable es que el mandatario también cuente con una mayoría legislativa con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, pero la gobernabilidad pesará sobre la inversión, el crecimiento crediticio moderado y las limitaciones del mercado laboral.

Pese a esto, en el corto plazo, las perspectivas del crecimiento económico son favorables para este año gracias a una “resistencia fiscal mayor a la esperada, señales de recuperación económica y un alivio de las restricciones de financiamiento a través de desembolsos multilaterales”, dice el informe. Los pronósticos de Fitch apuntan a que la economía del país centroamericano crecerá 5,2% este año, luego de aumentar la previsión desde 3,8% en junio, en medio del crecimiento de 30,6% de las exportaciones a agosto y el alza interanual de 74,9% en las importaciones de capital.

Ver más: EE.UU. califica elecciones en Nicaragua de “pantomima orquestada por Ortega”

La calificadora también redujo la previsión del déficit fiscal del gobierno general a 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB), desde 3,2%, debido al crecimiento en los ingresos, que subieron 31,2% interanual a agosto. “Prevemos que el déficit del gobierno general se reducirá en 2022 y 2023 a medida que disminuyan las presiones sobre el gasto electoral”, dice el documento.

No obstante, una vez que la economía vuelva a los niveles previos a la crisis de 2018, cuando explotaron protestas civiles en contra de gobierno de Ortega por la reforma al sistema de seguridad social, la agencia de riesgo espera que el crecimiento potencial sea menor y proyecta un alza promedio anual del PIB de 2,5% en 2022 y 2023. “La calificación soberana de ‘B-’ de Nicaragua está limitada por indicadores de gobernanza del Banco Mundial muy bajos, riesgos de estabilidad política y sanciones internacionales que limitan el financiamiento externo futuro”, dijo.

Los resultados electorales en Nicaragua, añadió el informe, empeoraron las relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea a pesar de que la calificadora ve como “poco probable” que haya sanciones comerciales en el corto plazo. Incluso, después de la aprobación en el Congreso de la ley Renacer que solicita que la administración Biden revise la membresía de Nicaragua en el tratado de libre comercio con Centroamérica y República Dominicana.

Para Fitch, el gobierno estadounidense sería reacio a imponer sanciones por este tema, porque podría dañar el empleo “e indirectamente aumentar las presiones migratorias en la frontera sur de Estados Unidos”. Además, el año pasado, 49,3% de las exportaciones de Nicaragua fueron a Estados Unidos, por lo que “la exclusión del bloque comercial perjudicaría al sector exportador que ha sido clave para su recuperación económica”.

Aumentan las críticas

Ortega obtuvo la mayoría de los votos (75%) el domingo en medio de señalamientos de represión y una contienda en la que sus rivales se encuentran encarcelados “por traición a la patria” o exiliados por amenazas en su país.

Estados Unidos calificó como una “farsa” el proceso electoral. “Fue una elección de pantomima que no fue ni libre ni justa, y ciertamente no democrática”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

El presidente Joe Biden adelantó que Washington, en coordinación con otros miembros de la comunidad internacional, usará “todas las herramientas diplomáticas y económicas” a su disposición para apoyar al pueblo de Nicaragua y que hará “rendir cuentas” a todos aquellos que “facilitan sus abusos”.

Ver más: Elecciones en Nicaragua: Ortega busca su quinto mandato con opositores en la cárcel

Varios países han sumado el lunes sus voces en ese sentido. El presidente Iván Duque aseguró que Colombia no reconocerá al gobierno de Ortega. “Con los resultados que se han visto, con la forma en la que se ha procedido contra miembros de la oposición, con la forma en la que se procedió frente a expresiones del sector privado y la prensa claramente no podemos reconocer los resultados de las elecciones en Nicaragua”, dijo.

La Cancillería de Chile emitió un comunicado en el que también aseguró que el gobierno “no reconoce la legitimidad de las elecciones realizadas en Nicaragua, las que apuntan a eternizar a Daniel Ortega y Rosario Murillo en el poder consolidando un régimen dictatorial”.

Agregó que el proceso electoral se dio en medio de “graves violaciones a los derechos humanos, encarcelamiento de líderes y candidatos opositores, represión de los partidos independientes, persecución sistemática a los líderes y organizaciones de la sociedad civil, ausencia de observadores internacionales y bloqueo a los medios de comunicación”.

El boletín más reciente entregado por Consejo Supremo Electoral de Nicaragua le daba más de dos millones de votos a Ortega, 75,92 % de la votación total.

Carlos  Rodríguez Salcedo

Carlos Rodríguez Salcedo

Periodista colombiano, especializado en economía. Fui periodista y editor del diario La República, con experiencia en temas macroeconómicos, empresariales y financieros. Además, pasé por la agencia de noticias Colprensa.