Green

Presidente de COP26 dice que cumbre del G-20 es “momento decisivo” para el clima

Alok Sharma quiere que las conversaciones de la COP26 logren que el carbón pase a la historia.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El presidente de la COP26, Alok Sharma, dijo a los líderes del Grupo de los 20 que deben actuar para frenar el consumo de carbón en la cumbre que se celebrará este mes en Roma para mantener vivo el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

Los líderes del G-20 deben acordar nuevas medidas para eliminar el carbón a fin de evitar una catástrofe climática, dijo el martes en París. Sharma quiere que en las conversaciones de la COP26 en Glasgow el combustible fósil más contaminante pase a la historia, pero los países del G-20 se han resistido hasta ahora a asumir un compromiso colectivo.

“La respuesta del G-20 será sencillamente decisiva para mantener (el objetivo de) 1,5 grados factible”, dijo.

El llamamiento de Sharma a la acción se produce en un momento en que la creciente crisis energética lleva a los responsables políticos chinos a replantearse el ritmo de la transición ecológica del país. China e India se encuentran entre los países del G-20 que no han presentado compromisos climáticos más ambiciosos a las Naciones Unidas, aunque ambos habían prometido hacerlo antes de que comenzaran las conversaciones de Glasgow.

Si bien China acordó el mes pasado dejar de construir centrales eléctricas de carbón en otras naciones, el primer ministro Li Keqiang dijo el lunes que el país debe priorizar el desarrollo económico. Antes de establecer un cronograma para alcanzar un máximo de emisiones de carbono para fines de la década, China debe realizar una evaluación en profundidad de cómo manejó la reciente crisis energética, dijo.

Ver más: Hay esperanza para conversaciones climáticas tras compromisos de EE.UU. y China

Estos comentarios podrían ser polémicos, ya que sin compromisos adicionales por parte de China, el éxito de la COP26 podría estar en peligro.

Sharma restó importancia a las preocupaciones de que la crisis energética podría descarrilar el progreso en la COP26, diciendo que los precios volátiles muestran la importancia de que los países cambien a energías más ecológicas.

El presidente de la COP26 dijo que le quitaba el sueño el hecho de que los países ricos no cumplieran su promesa de movilizar US$100.000 millones al año para 2020 con el fin de ayudar a los países pobres a hacer frente al cambio climático. Afirmó que ahora están a punto de poner fin a un déficit de financiación para el clima e hizo un llamamiento a las naciones para que aporten más dinero.

“Esta es una cifra totémica, una cuestión de confianza”, dijo. “Y la confianza es un bien frágil y difícil de ganar en las negociaciones climáticas”.

La COP26 será la primera gran cumbre climática que se llevará a cabo desde el inicio de la pandemia. Sharma dijo que se espera que asistan 120 líderes mundiales y que habrá pruebas diarias de Covid-19. También prometió fondos para los delegados que se vean obligados a extender su estadía en Escocia por haberse contagiado de Covid-19 en Reino Unido. En una señal de cómo las restricciones pueden afectar la cumbre, Sharma también dijo que habrá límites en el número de habitaciones en la Conferencia.

“Será una COP extraordinaria, en tiempos extraordinarios”, dijo.