Economía

Materias primas impulsan alza de crecimiento de América Latina y el Caribe: FMI

El precio de las commodities ayudará a las economías exportadoras de la región, lo que contrasta con el rendimiento económico en otras partes del mundo. Qué países vieron su crecimiento revisado al alza.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Línea — El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo ligeramente el pronóstico de crecimiento del mundo y el de las economías avanzadas, una tendencia de la que se desmarcó América Latina y el Caribe, según la actualización publicada este martes en medio de la reunión anual que realiza el organismo. Según el FMI, a pesar de que la recuperación económica sigue su rumbo, el impulso inicial se ha debilitado, en parte por los problemas en las cadenas de suministro.

Estas presiones, sumadas a los brotes de Covid-19 y a las perturbaciones climáticas, han impactado la actividad manufacturera y originado una escasez de insumos. Estos factores han ayudado al incremento de la inflación en varias economías, que según el FMI podría agravar la carga en los hogares más pobres.

El organismo internacional calculó que la inflación volverá a niveles prepandémicos a mediados del próximo año para el grupo de economías avanzadas y economías emergentes y en desarrollo, aunque dijo que los bancos centrales deberán estar preparados por si se materializa un crecimiento en los precios.

Ver más: La deuda externa marca récord, ¿cuáles son los países latinos más endeudados?

El informe calculó que este año el Producto Interno Bruto (PIB) del mundo crecerá 5,9%, 0,1 puntos porcentuales debajo de la proyección que el FMI entregó en julio, mientras que mantuvo la proyección en 4,9% para el próximo año. “Las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han opacado considerablemente, debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia”, agregó Gita Gopinath, consejera Económica y directora del Departamento de Investigación del FMI, en el documento.

Además, alertó que las perspectivas divergen entre los países: mientras las economías avanzadas recuperarán su tendencia prepandemia el próximo año y la superaran en 0,9% en 2024, se espera que las economías emergentes y en desarrollo, sin contar a China, se mantengan 5,5% debajo del nivel previo al Covid-19 para 2024. Esto, dice Gopinath, implicará un retroceso en la mejora de sus niveles de vida.

El FMI explica en el documento que una de las razones de las diferencias en el crecimiento se debe a las brechas que aún existen en el proceso de vacunación, pues mientras 60% de la población de las economías avanzadas está totalmente vacunada, cerca de 96% de la población de los países de renta baja está sin vacunarse contra el Covid-19.

Gopinath aseguró que si el impacto del virus se mantiene de forma prolongada, el PIB mundial se podría reducir US$5,3 billones en los próximos cinco años. “La comunidad mundial debe redoblar sus esfuerzos para garantizar un acceso acceso equitativo a las vacunas en todos los países, superar las dudas sobre las vacunas, y asegurar mejores perspectivas económicas para todos”, dijo.

América Latina se monta en el rally de los commodities

A pesar de que hay menos optimismo sobre el crecimiento mundial, el comportamiento del precio de los commodities ayudará a América Latina y el Caribe, una región con economías exportadoras de materias primas. Según el informe del FMI, la región crecerá 6,3% este año, aunque el rebote será menor en 2022, considerando que para entonces se pronostica un aumento del PIB de 3,0%, con la ausencia de la baja base estadística de 2020, año en el que el golpe de la pandemia se sintió con mayor fuerza.

Al comparar con el informe que entregó en julio, esto representa un alza de 0,5 puntos porcentuales este año, pero una caída de 0,2 puntos para el próximo. Gopinath aseguró que “se han mejorado las previsiones de algunos exportadores de materias primas gracias al aumento de los precios de las mismas”.

Chile (11%), Perú (10%) y Colombia (7,60%) serían los países que liderarían el crecimiento entre las economías seleccionadas en la región.

Los futuros del petróleo se acercan a los US$90, a medida de que se agudiza la crisis energética mundial, mientras que el cobre ha pasado de estar sobre los US$7.700 en enero de este año a cotizar encima de US$9.500 esta semana en la Bolsa de Metales de Londres.

Argentina (7,50%) y México (6,20%) cierran el top cinco, a pesar de que a la economía dirigida por Andrés Manuel López Obrador se le redujo 0,1 puntos la proyección que había sido entregada en julio. En el informe de ese mes, además de los cálculos de la región y de México, la entidad solo reveló las proyecciones de Brasil, país que ahora espera que crezca 5,20%, también con una revisión a la baja de 0,1 puntos.

Ver más: BM sube pronósticos para Latinoamérica, pero dice que repunte será insuficiente

Además de reducir la brecha en la vacunación, Gopinath pide que haya esfuerzos “multilaterales” para garantizar la liquidez internacional y volvió a sugerir que los países que tengan la posibilidad de hacerlo deberían canalizar los Derechos Especiales de Giro que entregó el FMI para un fondo fiduciario para el crecimiento y la reducción de la pobreza.

La semana pasada, el Banco Mundial también subió el pronóstico de la región de 5,2% a 6,3%, aunque con la advertencia de que la mayoría de los países no lograrán revertir aún el golpe de la pandemia.

Le puede interesar: Máximo de bitcoin en el horizonte tras fuerte alza

Carlos  Rodríguez Salcedo

Carlos Rodríguez Salcedo

Periodista colombiano, especializado en economía. Fui periodista y editor del diario La República, con experiencia en temas macroeconómicos, empresariales y financieros. Además, pasé por la agencia de noticias Colprensa.