Viajes

Industria aérea en Latam se recuperará a paso lento: estas son las estimaciones

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo espera que la región vuelva a los niveles de viajes internacionales previos a la pandemia hasta 2024.

Tiempo de lectura: 7 minutos

La mayor actividad económica y un ritmo más acelerado de la vacunación contra el Covid-19 están impulsando la recuperación del tráfico aéreo en América Latina, no obstante, la industria todavía reportaría pérdidas este año, rezagándose con respecto a otras regiones donde las operadoras han logrado mejorar sus resultados.

Se espera que en 2022, el sector aéreo de Latinoamérica registre una pérdida neta de US$3.700 millones, 34% menos que la de este año que se calcula en US$5.600 millones, de acuerdo con la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

El pasado martes, en una rueda de prensa, el vicepresidente regional para América de la IATA, Peter Cerdá, aseguró que será hasta 2024 cuando la región latinoamericana volverá a ver los niveles de viajes internacionales previos a la pandemia, mientras que el tráfico doméstico se recuperará en 2023, cuando alcanzará el punto de equilibrio.

Ver más: Turismo y viajes siguen sin llegar a niveles de 2019 aunque suban, según Moody’s

Según la IATA, entre las restricciones vigentes, las reestructuraciones de las compañías y el poco apoyo gubernamental, las aerolíneas de la región tienen cuesta arriba sus metas de recuperación.

La organización indica que mientras en Estados Unidos, Europa y parte de Asia las compañías han recibido un respaldo significativo por parte del gobierno, y generalizado, en América Latina la ayuda ha sido bastante limitada. Al tiempo que los costos de restructuración, aunque necesarios para que las aerolíneas puedan enfrentar la nueva realidad, están afectando su actuación financiera.

Cerdá criticó que la falta de coordinación entre los gobiernos en cuanto a la reactivación del turismo a nivel regional está causando incertidumbre entre las compañías aéreas. Además, se refirió a los desafíos que enfrentan algunos países de la región y que entorpecen la recuperación.

En cuanto a Colombia, el funcionario dijo que el Aeropuerto Internacional El Dorado, de Bogotá, no puede competir con Panamá o Lima si no soluciona los problemas operacionales de su infraestructura, pues está afectando a las aerolíneas que deben pagar compensaciones a sus pasajeros por las demoras en tierra, además de impactar la posición de Bogotá como un HUB regional aeroportuario.

Ver más: IATA alerta por “demoras severas” en el aeropuerto El Dorado de Bogotá

Con respecto a Argentina, Cerdá señaló que el país no puede seguir siendo competitivo si se aceptan las peticiones de los sindicatos de implementar tarifas mínimas para los vuelos de cabotaje. El directivo también urgió a las autoridades a abrir el mercado.

Mientras que sobre Brasil, aseguró que es necesario que el país deje de exigir costosas pruebas PCR a los viajeros y pedir unas más asequibles como las de antígenos.

Finalmente a Chile, le pidió una “verdadera apertura de las fronteras” porque el país aún exige medidas que, a su consideración, desalientan los viajes internacionales. ”No se puede hablar de apertura cuando se sigue aplicando cuarentena. Chile es uno de los países con las medidas más restrictivas del mundo”, afirmó Cerdá.

¿Qué dicen dos de las aerolíneas más importantes de la región?

Aerolíneas Argentinas - Argentina

¿Cómo ve el panorama planteado por la IATA?

Pablo Ceriani, presidente de la compañía: La industria aérea está pasando por la mayor crisis de su historia. Coincidimos con IATA en que, no obstante, se está observando una pronta recuperación sobre todo en los mercados domésticos y que el momento más difícil ya pasó. El mercado internacional tiene otra realidad, y tardará algo más en recuperarse. Para el 2022 se espera que la cantidad de pasajeros transportados sea similar a la de 2014 por lo que el desafío más grande está en resolver las dificultades que genera un mercado tan deprimido.

¿Cuánto tiempo prevé la aerolínea que le tomará volver a sus niveles de operación previos a la pandemia?

Pablo Ceriani: Hacia fin de año estaremos volando en doméstico al 80% de la oferta pre-pandemia por lo que estimamos que durante la primera parte de 2022 alcanzaremos cifras similares a las de 2019.

En un país tan extenso como es la Argentina, la conectividad que ofrece Aerolíneas es un activo muy importante. Por eso apuntamos a restablecer rápido y de manera inteligente toda la red doméstica.

Para enero de 2022 vamos a estar operando 31 rutas inter-tramos sin pasar por Buenos Aires, estará restablecida la conectividad desde Córdoba (nuestro segundo mercado en importancia) desde donde estaremos volando a 13 destinos y los 37 aeropuertos a los que operamos recibirán vuelos diariamente.

Si bien la recuperación en el mercado internacional será más lenta, estamos haciendo una apuesta fuerte en la red de vuelos regionales que permitan la llegada de turistas al país desde Brasil, Chile, Perú o Colombia, por ejemplo. El turismo receptivo es fundamental para la recuperación económica del país. También, estamos retomando los vuelos a Cancún desde diciembre y Punta Cana a partir de Enero.

¿Cuáles son los principales obstáculos que deben ser superados para una recuperación eficiente?

Pablo Ceriani: Tenemos por delante muchísimos desafíos y la situación actual no es representativa de lo que vaya a suceder una vez que se recupere la normalidad en todos los países. Hay mucha demanda contenida que va a canalizarse.

Por otro lado, debemos seguir trabajando para ir reduciendo las improductividades estructurales de la empresa. Por esta misma razón es que el año pasado avanzamos en la fusión de Aerolíneas Argentinas y Austral.

Producto de esta fusión conseguimos eliminar estructuras duplicadas en áreas clave que nos permiten trabajar en nuevas unidades de negocios como la carga aérea, que con el auge del e-commerce, es una alternativa rentable. De igual manera estamos aprovechando la buena reputación de la compañía en materia de seguridad, capacitación y experiencia para brindar mantenimiento a terceros. Venimos trabajando desde el año pasado para sumar estos dos servicios a los que ya ofrece Aerolíneas Argentinas.

Avianca - Colombia

¿Cómo ve el panorama planteado por la IATA?

Avianca Holdings: Sin lugar a duda, el panorama presentado a nivel global y regional por la IATA es el más retador que ha tenido la industria aérea en su historia. Y aunque sabemos que los efectos de la pandemia se mantendrán hasta 2023, la recuperación progresiva del sector, impulsada por la demanda de pasajeros y de carga, permitirá que el impacto también disminuya de manera gradual cada año.

En nuestro caso, la pandemia fue también una oportunidad para redefinir la visión de nuestro negocio, identificar dónde agregamos valor a nuestros clientes, y empezar a ser una compañía que combinará el legado de los más de 100 años de Avianca con lo mejor del mundo moderno low cost: precios competitivos y eficiencia operacional, una red muy robusta, y con mayor número de frecuencias de la región, el mejor programa de lealtad de la región, nuestros VIP lounges, y el servicio que siempre nos ha caracterizado.

Por ahora, 2021 será un año de transición, pero con nuestra nueva visión de negocio; los proyectos estratégicos que estamos adelantando en reconfiguración de cabinas y simplificación de flota; y la salida de Capítulo 11 -que ha sido nuestro principal objetivo- esperamos sortear la coyuntura; garantizar la sostenibilidad de Avianca en el corto, mediano y largo plazo; y tener expectativas sólidas de crecimiento a partir de 2022.

¿Cuánto tiempo prevé la aerolínea que le tomará volver a sus niveles de operación previos a la pandemia?

Julián Laverde, vicepresidente de Operaciones de Red de Avianca: Tenemos proyectado alcanzar los niveles prepandemia en términos de sillas hacia el segundo trimestre de 2022. Hasta el momento, la demanda del mercado se ha reactivado de manera lenta y volátil, pero con tendencia positiva desde septiembre de 2020. Para el cierre de 2021 esperamos haber recuperado entre el 70% y el 80% de nuestras operaciones.

¿Cuáles son los principales obstáculos que deben ser superados para una recuperación eficiente?

Julián Laverde: El principal reto del sector, y uno de los que ha identificado la IATA en Colombia, tiene que ver con la implementación de manera eficiente de las inversiones del Estado en infraestructura aeronáutica y aeroportuaria en el aeropuerto El Dorado y otras terminales.

En el caso de El Dorado, algunas de las consideraciones que se han hecho desde el sector y que permitirían tener soluciones en el mediano plazo tienen que ver con: controlar la aviación no regular, aumentar la planta de controladores aéreos entrenados, diseñar y utilizar del espacio aéreo, disponibilidad de posiciones de parqueo requeridas, muelles de embarque en buenas condiciones, calles de rodaje suficientes y en buen estado, y tecnología de punta para la navegación aérea (radio ayudas) y uso en condiciones climáticas adversas.

Hay que recordar que, durante 2021 en El Dorado se ha aplicado el Programa de Demoras en Tierra (GDP) más de 320 veces afectando a más de 380.000 viajeros en 3.100 vuelos de Avianca, y que esta situación está completamente fuera de nuestro control. Incluso, en 2019, los pasajeros también experimentaron afectaciones en el servicio por las mismas limitaciones. En ese momento, Avianca, junto con otros operadores, alertaron a las autoridades sobre la necesidad de hacer cambios drásticos en la manera en que se gestiona el aeropuerto.

Leidys Becerra

Leidys Becerra

Periodista colombiana con experiencia en cubrimiento de temas locales e internacionales y generación de contenidos digitales. Anteriormente fue productora de noticias para Univision y estuvo en las salas de redacción de El Tiempo y Semana.