Economía

EE.UU. solo agregó 235.000 empleos en agosto, muy por debajo de las expectativas

Analistas estimaban que la cifra se ubicara en 725.000 puestos. Es la menor subida en siete meses.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Las contrataciones en EE.UU. se redujeron bruscamente en agosto, con el menor aumento del empleo en siete meses, lo que complica la posible decisión de la Reserva Federal (Fed) de comenzar a reducir el apoyo monetario en los próximos meses.

Las nóminas no agrícolas agregaron 235.000 puestos de trabajo el mes pasado, después de un aumento revisado al alza de 1,05 millones en julio, según un informe del departamento de Trabajo publicado el viernes. La tasa de desempleo cayó al 5,2%.

La estimación media en una encuesta realizada por Bloomberg entre economistas era de un avance mensual de 733.000. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años y el dólar cayeron tras el informe. Los futuros de los índices bursátiles fluctuaron.

La desaceleración de las contratación probablemente refleje tanto el creciente temor a la variante delta del Covid-19, que se está extendiendo rápidamente, como las dificultades para cubrir los puestos vacantes.

El aumento de las infecciones, que ya ha frenado la actividad de los consumidores y ha perturbado los planes de vuelta a clases presenciales y el regreso a las oficinas, puede haber llevado a las empresas a ser más cautelosas a la hora de contratar y ha disuadido a algunos trabajadores de buscar oportunidades de empleo que impliquen un alto nivel de interacción presencial.

Ver más: La Fed enfrenta una “fea lucha” por el objetivo de empleo en el próximo gran debate sobre políticas

Nóminas de restaurantes

El nivel de empleo en el sector del ocio y la hostelería se mantuvo estable en agosto. El número total no aumentó en virtud de un descenso de 42.000 puestos de trabajo en restaurantes y bares. El comercio minorista, la construcción, la administración pública y la sanidad también vieron sus cifras disminuir el mes pasado.

Los funcionarios de la Reserva Federal han hecho hincapié en la importancia de los informes mensuales sobre el empleo como métrica orientativa para determinar el momento en que el banco central debe comenzar a reducir sus compras de activos. El decepcionante informe refuerza el enfoque de la autoridad monetaria, basado en los datos, sobre el momento de las intervenciones.

Las nóminas en Estados Unidos siguen estando en 5,3 millones por debajo de su nivel anterior a la pandemia.

Mientras tanto, la tasa de participación (la proporción de estadounidenses que tienen empleo o buscan trabajo) no varió el mes pasado, situándose en el 61,7%, y sigue limitada por las persistentes necesidades de cuidado a los niños y la preocupación por el Covid-19.

Ver más: Estados Unidos añadió 943.000 empleos en julio, superando las expectativas

Muchos economistas y padres habían apuntado a septiembre como el mes en el que estos factores habrían disminuido en gran medida, pero la variante delta ha retrasado ese plazo.

Aunque la variante delta ha perturbado la recuperación del mercado laboral, el presidente de la Fed, Jerome Powell, subrayó en su discurso del 27 de agosto que “las perspectivas son buenas para seguir avanzando hacia el máximo empleo.”

Con asistencia de Kristy Scheuble, Matthew Boesler y Sydney Maki.