EE.UU.

EE.UU. entregará a los afganos evacuados una ayuda de hasta US$2.275 a cada uno

Hasta 50.000 evacuados llegarán bajo la llamada libertad condicional humanitaria, un programa provisional que les da un año para solicitar visados permanentes.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El gobierno de Biden y más de 200 agencias privadas se apresuran a establecer un sistema para el reasentamiento de decenas de miles de afganos, muchos de los cuales huyeron de su país con poco más que la ropa que llevaban puesta.

El Departamento de Estado tiene previsto gastar hasta US$2.275 por cada evacuado mientras se desarrolla el esfuerzo de reubicación en comunidades de todo el país durante los próximos meses, según un funcionario del departamento. El dinero se utilizará para el alojamiento, la comida, otras necesidades y la inscripción de los niños en la escuela.

“Esto no es lo de siempre. No estamos preparados. Nunca hemos hecho algo así”, dijo Chris George, director ejecutivo de Integrated Refugee & Immigrant Services (Servicios integrados para refugiados e inmigrantes o IRIS por sus siglas en inglés) en New Haven, Connecticut. “Pero vamos a prepararnos. Y si no es perfecto, no pasa nada, porque esto es una emergencia”.

Ver más: “Asumo la responsabilidad de mi decisión”: Biden sobre la salida de EE.UU. de Afganistán

La afluencia pondrá a prueba la capacidad del gobierno de Estados Unidos y de los grupos privados para proporcionar asistencia después de que el expresidente Donald Trump redujera drásticamente el número de refugiados permitidos en Estados Unidos e impusiera límites estrictos sobre quiénes podían venir. El presidente Joe Biden ha prometido reconstruir el sistema.

El exgobernador de Delaware, Jack Markell, coordinará la política de reasentamiento de la administración y trabajará con los estados y las localidades, dijo el viernes la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a los periodistas.

Hasta 50.000 evacuados llegarán bajo la llamada libertad condicional humanitaria, un programa provisional que les da un año para solicitar visados permanentes. Otros afganos, incluidos los que trabajaron directamente para el gobierno de EE.UU., estarán bajo categorías de inmigración separadas.

El Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo el viernes que EE.UU, ha admitido a unas 40.000 personas evacuadas de Afganistán, de las cuales 31.600 son titulares de visados especiales de inmigrante, solicitantes de visados especiales de inmigrante u otros ciudadanos afganos vulnerables que llegan bajo libertad condicional humanitaria.

Ver más: Un exsoldado británico rescató mascotas en Afganistán y la polémica no se hizo esperar

El Departamento de Estado está consultando con el Congreso la posibilidad de que los afganos reciban prestaciones federales, incluido Medicaid, dijo el funcionario. Los beneficiarios de la libertad condicional humanitaria tendrán derecho a un seguro médico financiado por el gobierno federal hasta finales de septiembre, según un director de reasentamiento familiarizado con el asunto.

George dijo que recientemente había contratado a dos agentes inmobiliarios para alquilar apartamentos en Hartford y New Haven incluso antes de que su organización recibiera las notificaciones de llegada, un paso sin precedentes para una organización sin ánimo de lucro que normalmente depende de su coordinador de vivienda.

Añadió que también había contratado a un coordinador de educación para inscribir a los niños en la escuela y organizar las clases particulares.

Su organización y otras planean reclutar voluntarios que puedan ayudar a amueblar los apartamentos, llevar a las familias e incluso ofrecer habitaciones libres en sus casas.

Ver más: EE.UU. anuncia que ha completado su salida de Afganistán

“Estamos viendo un nivel de apoyo privado sin precedentes, pero eso no va a compensar la diferencia”, dijo Mark Hetfield, director ejecutivo de la Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante, que ha estado reasentando a afganos en el norte del estado de Nueva York.

Las grandes empresas también han colaborado: Airbnb Inc. ha prometido alojamiento temporal para 20.000 afganos desplazados en todo el mundo y Walmart Inc. se ha comprometido a donar un millón de dólares a los grupos de ayuda.

“Para hacer frente a un problema de esta magnitud y alcance, vamos a hacer algunas cosas que van a alterar la forma en que lo hemos hecho históricamente”, dijo Chris Lehane, un portavoz de Airbnb. “Estamos utilizando la infraestructura de una plataforma tecnológica para integrar la ayuda y, con suerte, liberar a las ONG y al gobierno para que consigan empleo a la gente y encuentren una vivienda permanente”.

Aunque el alojamiento y la comida son las prioridades más inmediatas, los nuevos habitantes también deben encontrar trabajo.

Texas Medical Technology, un fabricante de equipos médicos de Houston, dijo esta semana que había contratado a cinco de los 100 afganos que la empresa tiene previsto contratar para diversos puestos, entre ellos los de textil e ingeniería, en los próximos 12 meses.

“La demanda está ahí”, dijo Sean Rybar, copropietario de la empresa. “Necesitamos a los trabajadores, así que tenemos los brazos abiertos a los refugiados”.

Con la asistencia de Jennifer Jacobs.