EE.UU.

Aviación de EE.UU. deja en tierra a Virgin Galactic mientras investiga el vuelo de Branson

El vuelo del 11 de julio que transportaba a Richard Branson se desvió de su curso.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Las autoridades de aviación de EE.UU. no permitirán que Virgin Galactic Holdings Inc. vuele su avión espacial hasta que se complete una investigación sobre si el desvío del vuelo del 11 de julio amenazó la seguridad pública.

La Administración Federal de Aviación (FAA) está revisando por qué la SpaceShipTwo voló fuera de la zona en la que estaba autorizada por la agencia durante el viaje al espacio que llevó al fundador de la compañía, Richard Branson, y a otras personas. El vuelo aterrizó de forma segura.

Virgin Galactic no podrá volver a poner en vuelo el vehículo SpaceShipTwo hasta que la FAA apruebe el informe final de la investigación del percance o determine que los problemas relacionados con el mismo no afectan a la seguridad pública”, dijo la agencia gubernamental en un comunicado enviado por correo electrónico.

Los funcionarios de la compañía no respondieron a las solicitudes de comentarios el jueves tras la acción de la FAA. Pero en un comunicado el miércoles, Virgin Galactic reconoció que el vuelo cambió su trayectoria planificada como resultado de los fuertes vientos, aunque lo calificó como una prueba “segura y exitosa”.

Ver más: Virgin Galactic logra una prueba clave para el turismo espacial

“A medida que avanzamos hacia el servicio comercial, confiamos en que contamos la cultura de seguridad, las políticas y los procesos adecuados para construir y operar un negocio seguro y exitoso a largo plazo”, dijo la compañía.

La noticia de la FAA hizo que las acciones de Virgin Galactic cayeran un 2,91%, a US$26,01 al cierre en Nueva York.

Virgin Galactic estaba planeando su próximo vuelo a la periferia del espacio para finales de este mes o principios de octubre. El vuelo de investigación está programado para incluir a dos miembros de la Fuerza Aérea Italiana, un ingeniero aeroespacial y un empleado de Virgin Galactic, dijo la compañía el jueves en un comunicado.

Será la primera misión comercial de investigación de la compañía.

La FAA regula los vuelos espaciales comerciales y establece reglas para proteger al público no involucrado en tierra y a otras aeronaves cerca de los lanzamientos. Pero el Congreso le ha prohibido establecer estándares de seguridad para los miembros de la tripulación.

La desviación del vuelo se produjo porque la nave espacial, que flota de regreso a la atmósfera mediante dispositivos diseñados para mantenerla estable y limitar su velocidad, se encontraba fuera de la trayectoria óptima de descenso, informó el miércoles The New Yorker.

La nave, que se convierte en un planeador una vez que vuelve a entrar en el aire más denso, voló por debajo de una zona que la FAA había reservado para evitar conflictos con otras aeronaves, dijo la compañía el miércoles. Estuvo fuera del área protegida durante un minuto y 41 segundos, precisó.

Luego volvió a ingresar al espacio aéreo protegido durante el resto del vuelo, según la compañía.

“Aunque la trayectoria final del vuelo se desvió de nuestro plan inicial, fue una ruta de vuelo controlada e intencional que permitió a Unity 22 alcanzar con éxito el espacio y aterrizar de manera segura en nuestro puerto espacial en Nuevo México”, dijo la compañía en su comunicado. “En ningún momento los pasajeros y la tripulación corrieron peligro como resultado de este cambio de trayectoria”.

Ver más: Virgin Orbit saldrá a bolsa en acuerdo SPAC de US$3.200 millones