Negocios

¿Por qué miles de tiendas de barrio están en riesgo de desaparecer en Colombia?

Las tiendas generan más de 1,7 millones de empleos y venden en promedio $305.758 al día

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — La carga tributaria, la competencia que significa la expansión del formato de descuento duro, entre otros factores coyunturales, ponen en riesgo la supervivencia de al menos 11.000 tiendas en Colombia, según un estudio de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

Las tiendas de barrio son una de las principales fuentes de abastecimiento de los hogares en el país, en donde se calcula que hay por lo menos 450.000 de estos negocios, así como una parte esencial del aparato productivo.

Las tiendas ocupan más de 14,4 millones de metros cuadrados de exhibición y venta en el país. Además, ante la gran porción de la población que sigue sin acceso a la banca tradicional, estos comercios son claves ya que “el efectivo sigue siendo el método de pago por excelencia”.

Ver más: Colombia declara caducidad de polémico contrato de conectividad rural

En una país con enormes brechas de desigualdad, estas unidades de negocio hacen parte del ecosistema del país y principalmente de los barrios populares (95,75 % pertenecen a los estratos 1, 2 y 3), en donde los hogares optan por comprar “al diario” las provisiones de alimentos.

Se estima que las tiendas generan más de 1,7 millones de empleos y venden en promedio $305.758 al día, lo cual equivale aproximadamente a un tercio de lo que vende un supermercado pequeño.

Entre otros datos de caracterización del sector, se calcula que la edad del tendero promedio es 43,44 años y a mayor edad se identifica un decrecimiento en los ingresos. Entre tanto, el 52 % de estas son administradas por mujeres.

Los riesgos para al menos 11.000 tiendas

De acuerdo a una encuesta aplicada por Fenalco a 1.525 tenderos en el país, la mayor afectación a sus negocios en lo corrido de este año ha sido provocada por los altos impuestos tanto nacionales como locales (43,34 %), la competencia de las tiendas de descuento como D1, Justo & Bueno o Ara (40 %), así como la afectación por la pandemia de covid-19 a familiares y empleados (31,80 %).

Otros factores que han influido en su situación actual son la inseguridad (26,75 %), la competencia de otras tiendas de barrio (24,92 %) y un nivel de ventas que está por debajo de lo normal (20,85 %).

Los factores menos determinantes son la falta de financiación para el desarrollo normal de su negocio (6,49 %), proveedores que no les apoyan como deberían (2,75 %), atraso tecnológico (1,64 %) y dificultades para el cobro de cartera (1,44 %).

A este panorama se suman los cierres temporales por la excesiva documentación exigida para el funcionamiento de los establecimientos de comercio (Sayco-Acinpro; manipulación de alimentos, plan de saneamiento básico y concepto por uso del suelo, entre otros”, destacó.

El territorio con la mayor afectación por cuenta de los impuestos es Soacha (57 %), seguido por su vecina Bogotá (52 %), ambos lugares repiten en cuanto a la mayor afectación provocada en los negocios por la pandemia con 34 % y 38 %, respectivamente.

Mientras que la afectación en las ventas se ha percibido principalmente en Santa Marta (33 %), Soacha (32 %) y Villavicencio (30 %).

Ver más: Los herederos de la fortuna de US$2.200 millones del empresario colombiano Carlos Ardila Lülle

La expansión del formato de descuento duro

De acuerdo a un reciente informe de la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado de Bancolombia, la participación de las tiendas de descuento en el canal tradicional en Colombia, equivalente al 32 % en el caso de los tres principales referentes, es la más alta en Latinoamérica y casi que triplica a Chile (11%), el segundo colocado.

Es así que los tres principales referentes de ese mercado, Ara, D1 y Justo & Bueno, completan 3.800 tiendas a nivel nacional y alcanzan una participación al cierre de 2020 del 32 % de las ventas del canal moderno.

El informe precisa que al cierre de mayo el mayor número de establecimientos se concentraba en Bogotá y Cundinamarca con 993 tiendas activas, “presentando un crecimiento del 17% entre enero de 2020 y mayo del presente año”.

El reporte da cuenta de que la pandemia no fue un obstáculo para el sector de supermercados, hipermercados y hard discount que logró ventas por $47,9 billones en 2020, 10 % más que en 2019.

“A pesar de lo anterior, esperamos que las aperturas (de los hard discount) al cierre del año sean entre 400 y 500 tiendas, que serían, en todo caso, menores a las de 2020”, concluyeron los analistas al explicar que una de las asignaturas pendientes es garantizar la rentabilidad.

Un millón de familias dependen de estos negocios

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, destaca que “en Colombia, la tienda de barrio y los formatos tradicionales ocupan un lugar estratégico en los hábitos de compra de los consumidores”.

“En consecuencia deben ser objeto prioritario de atención y apoyo por parte del Gobierno y del sector privado”, subraya el ejecutivo, al recordar que un millón de familias dependen de estos negocios.

Según la encuesta de Fenalco, “aunque un 32 % de las tiendas encuestadas manifestó que no cerró desde el inicio de la pandemia y de las restricciones impuestas, un 41 % aseguró que cerró entre una y cuatro semanas y un preocupante 27 % debió cerrar entre uno y más de cuatro meses”.

Convierta a Bloomberg Línea Colombia en su fuente de noticias

Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.