Negocios

Rappi evalúa transferencias de dinero entre países de América Latina

Gabriel Migowski, director de RappiPay, se refirió a este tema luego de que la aplicación recibiera la autorización de la Superintendencia Financiera de Colombia para operar como banco.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — El unicornio colombiano Rappi estudia desarrollar una funcionalidad para transferir dinero entre sus usuarios de soluciones tecnofinancieras en Latinoamérica, y aunque es un plan “muy preliminar”, ya evalúa “cuatro o cinco opciones” para concretarlo.

“Efectivamente la idea es poder conectarse y hacer que el envío de dinero entre países también se haga de una forma muy rápida, muy eficiente y sobre todo muy barata y transparente”, reconoció a Bloomberg Línea el director general de RappiPay en Colombia, Gabriel Migowski.

Aunque matizó que esto “es un poco más complejo porque el marco regulatorio alrededor de transferencias internacionales es más amplio”, sí es algo en lo que está trabajando el reconocido unicornio colombiano.

Ver más: Luz verde a Rappi y Davivienda para formar compañía de financiamiento

Estamos evaluando diferentes alternativas de cómo lo podemos hacer, no hemos llegado exactamente a la forma”, manifestó el directivo, aunque prefirió guardar reserva sobre los posibles acercamientos que han realizado al respecto.

“Realmente lo que tenemos que hacer es la cuenta de qué tan rápido y qué tan fácil será, que una persona ponga el nombre y el correo de otra en otro país y se trasfiera (el dinero) y no tenga que llenar formularios, imprimir, poner huella, etc.”.

De acuerdo con cifras de Finnovista, a marzo de 2021 Colombia reportaba un ecosistema de aproximadamente 270 emprendimientos fintech, registrando un crecimiento anual del 20 %.

El segmento de pagos electrónicos, giros y remesas es la vertical más dinámica (con una participación del 22 % del total), seguido por crédito digital a personas (14 % de total).

Al respecto, el directivo destacó que en medio del confinamiento y “en un mundo cada vez más interconectado”, las transferencias internacionales se han vuelto claves para las personas. Por ejemplo, “un emprendedor en Colombia contrata un desarrollador en Chile y quiere encontrar una forma fácil de pagarle, es una de las cosas que sí estamos trabajando”.

“Eso está muy preliminar, obviamente nosotros no hemos hecho todo el estudio completo de implicaciones regulatorias y tributarias, etc., hay muchos controles tanto de las autoridades tributarias como de los bancos centrales que controlan el flujo de moneda extranjera en los diferentes países con diferentes niveles, por ejemplo, en Brasil requieren más documentos que en Colombia, y en Colombia más documentos que en México, para mandar dinero al exterior”, detalló.

Gabriel Migowski hizo esta declaración luego de que RappiPay recibiera la autorización de la Superintendencia Financiera de Colombia para su constitución como compañía de financiamiento el pasado 6 de agosto.

El ejecutivo destacó que “así como Rappi tiene esta alianza aquí en Colombia con Davivienda”, también tiene una con Banorte en México, así como otras en Chile y en Brasil, “en donde la regulación es más flexible” y “Rappi opera de forma independiente”.

Consultado sobre las posibilidades de extender esta estrategia a más territorios, mencionó que en “los otros países en donde está Rappi como Argentina, Uruguay, etc., ya hay bastante en la mesa para tener eso”. “Una vez hagamos bien esos países (en los que ya constituyeron fintech) será mucho más fácil replicar en los demás”, sintetizó al respecto.

Los detalles de RappiPay

El directivo, que señaló que espera que RappiPay empiece a operar a inicios de 2022, dijo que una vez obtengan “la autorización final de funcionamiento, el 100 % de los servicios financieros ofrecidos dentro de Rappi serán de esa nueva entidad financiera”.

“Es una alianza de Rappi y Davivienda que nace con la billetera, luego la tarjeta débito y luego varias funcionalidades de pagos y servicios. El último lanzamiento fue la tarjeta de crédito y el proceso ante la Superfinanciera fue el paso natural para volverse una entidad financiera y seguir ampliando ese abanico de productos y servicios, con la meta clara de ser la entidad financiera más importante del país”, comentó.

Y en cuanto a los planes aseguró que lo primero que quieren asegurar es que la tarjeta de crédito Rappicard sea el “mejor producto en la cabeza de los consumidores financieros”. Al respecto, comentó que ya han recibido cerca de 200.000 pedidos para obtener ese producto.

“Hoy tenemos más de 700.000 usuarios que usan RappiPay , que es el producto asociado, trabajamos con Daviplata, una vez tengamos la licencia financiera será un producto independiente ya con un core nuevo dedicado exclusivamente a RappiPay”, detalló.

Es así como, de manera progresiva, los usuarios que hoy usan la solución integrada a la plataforma de Rappi empezarán a recibir información acerca de si quieren trasladar sus fondos o no a esta nueva solución.

Los socios de la nueva fintech serán Holding RappiPay S.A.S. (Colombia), Rappi Inc. (Estados Unidos), Corporación Financiera Davivienda S.A. (Colombia) y VC Investments S.A.S. (firma bogotana controlada por esta última entidad crediticia), así como el Banco Davivienda.

La nueva sociedad tendrá participaciones accionarias iguales para tanto para las filiales de Rappi como las de Davivienda. En detalle, la actividad principal de la nueva firma será prestar, entre otros, servicios de captación de ahorros del público y de intermediación autorizados a otros establecimientos de crédito.

La nueva compañía también tendrá entre el objeto social los sistemas de identificación digital y los medios de pagos.

Ver más: S&P no piensa en bajar más la nota de Colombia tras reducirla a basura

“Nosotros acá en Colombia habíamos empezado con el nombre RappiPay, entonces para no generar más confusión con varios Rappi, X y Z, seguimos con ese nombre, pero realmente el portafolio de servicios que se verá en toda la geografía será en el 99 % el mismo”, detalló el directivo.


Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.