Negocios

Fuerte aumento del consumo de café en el mundo inquieta a Colombia

A pesar de que el precio del café se ha mantenido por encima de US$1,50 en Wall Street, Roberto Vélez sostiene que este es aún “muy pobre”.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bogotá — El fuerte aumento del consumo de café en el mundo, proyectado en 165 millones de sacos en 2021, inquieta a Colombia ante el reto de poder cumplir con la oferta en un momento en el que Brasil, el mayor productor mundial, se ha visto golpeado por las heladas y Vietnam por los problemas logísticos.

Entre tanto, cifras del Departamento de Agricultura de Estados Unidos apuntan a que la producción se ubicaría en 164,8 millones de sacos, menor al consumo, lo que llevaría a que los inventarios caigan 7,9 millones de sacos a 32 millones.

“El reto grande a nivel mundial es tener suficiente café para poder satisfacer la demanda”, dijo a Bloomberg Línea el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC), Roberto Vélez.

Ver más: Precio de café arábica sufre su mayor caída intradía en más de una década

Apuntó que tras la “sobreoferta del año pasado”, cuando Brasil registró una producción de 63,08 millones de sacos de 60 kilos, la mayor en la historia del país, este año el mundo afrontará “el fenómeno totalmente opuesto”.

Vélez manifestó que el fenómeno de La Niña influirá para que haya una “cosecha un poco más pequeña en los primeros seis meses del año en Colombia”.

“Al final de año vamos a terminar en un nivel de producción con una cifra que debe estar entre los 13,5 y 14 millones de sacos”, señaló Vélez tras llegar de una gira en Nueva York en la que se reunió con grandes importadores que “hicieron todo el trabajo para que a la industria no le faltara café”.

En junio, las exportaciones de café verde colombiano totalizaron 986.000 sacos de 60 kg, 11 % menos frente a los 1,1 millones de sacos vendidos internacionalmente en el mismo mes de 2020 como consecuencia de los bloqueos en las vías en el marco del paro nacional.

El líder de los cafeteros se mostró sorprendido por la logística del sector y dio crédito a su capacidad para sobreponerse a pesar de haber trabajado “a media marcha” por lo menos dos semanas de junio.

“Nos falta más café por embarcar con relación a los compromisos, pero poco a poco nos iremos desatrasando, en un par de meses, para llegar con todo el café colombiano a su destino final”, apuntó el directivo.

En julio, Colombia registró una producción de 1,2 millones de sacos, 8 % menos frente a los 1,3 millones producidos en el mismo mes de 2020.

“En cuanto a las exportaciones de café de Colombia, en julio siguieron recuperando el terreno perdido por la pandemia y los bloqueos y crecieron 9 %, a 1,2 millones de sacos de 60 kg de café verde, frente a los 1,1 millones exportados en el mismo mes de 2020″, informó el gremio.

Ver más: Los principales puertos de café, azúcar y soja de Brasil buscan frenar riesgos climáticos

“Este año va ser otro juego”

“Lo que estamos viendo es un desastre”, manifestó Vélez al referirse a la caída de la producción de la categoría de café arábica, por lo que consideró que “este año va a ser otro juego (…). ¿Qué pasaría, yo no quiero ni siquiera pensar, si volvemos a septiembre y no llegan las lluvias suficientes en Brasil?”.

Qué pasaría si dado el fenómeno del calentamiento global tuviéramos más temprano que tarde un golpe climático en un país grande productor como Brasil (…). Tenemos que ver cómo entre todos mantenemos algo que es fundamental para todos, la demanda por el café. La demanda del café no la podamos mantener a menos que mantengamos la oferta del café, por eso es que es fundamental que mantengamos niveles de producción acordes con las necesidades del mercado”, profundizó.

En este sentido comentó que “se viene un aumento gigantesco, muy fuerte en el consumo de café a nivel mundial, eso empieza a desbalancear la ecuación y empieza a llamar a un nivel de precio que corresponda a la oferta y a la demanda actual”.

Ver más: El mundo necesita más café, pero no busquen a Vietnam para pedir ayuda

Un precio que no parece acorde a la demanda

A pesar de que el precio del café se ha mantenido por encima de US$1,50 en la bolsa de Nueva York, Roberto Vélez sostiene que es aún “muy pobre” y apuesta a los US$2 por libra “por lo menos”.

“Internacionalmente no es un precio bueno, US$1,50, que es el precio de la bolsa de Nueva York, todo el mundo lo mira con relación a un dólar y dice: `Caramba, cómo ha subido el café, 50 centavos, un 50 %`, pero US$1,5 es un precio muy pobre, un precio de café decente debería ser por encima de los US$2 por libra por lo menos”.

“La prima del café colombiano sí ha estado muy fuerte. Llevamos ya casi un año con una prima por encima de 50 centavos, que reconoce la calidad que ha venido trabajando Colombia dese hace muchos años. Pero particularmente en estos últimos cinco o seis años el empuje en calidad ha sido enorme”.

Daniel Salazar Castellanos

Daniel Salazar Castellanos

Profesional en comunicaciones y periodista con énfasis en economía y finanzas. Becario de EFE en el programa de periodismo de economía de la Universidad Externado, Banco Santander y Universia. Exeditor de Negocios en Revista Dinero y en la Mesa América de la agencia española de noticias EFE.